La caída de precios pisa el freno
Vista de varios edificios de vivienda.
Vista de varios edificios de vivienda.

¿Cuándo tocará fondo el precio de la vivienda?

El ritmo de caída de los precios de la vivienda ha pisado el freno. Aunque todavía queda recorrido a la baja, según la mayoría de los expertos, de continuar esa tendencia más moderada, el precio de las casas tocará fondo en 2016, según Jesús Encinar, fundador y presidente del portal Idealista.com.

Encinar sostiene que si mantiene el ritmo de caída actual, que oscila entre el 7% y el 8%, el ajuste habrá finalizado en tres años y, además, ha descartado que el freno en el descenso implique un rebote posterior.

“No volveremos a la anterior situación de locura”, ha asegurado en una conferencia en la escuela de negocios Esade, en la que ha precisado que su pronóstico es que los precios tiendan a estabilizarse.

De hecho, según el informe de 'Fotocasa' y el IESE, el precio medio de los pisos usados se situó en 1.762 euros por metro cuadrado a cierre del tercer trimestre del año, con lo que se mantiene en el mismo importe que en los tres meses precedentes y frena por vez primera la caída continuada que registraba desde el inicio de la crisis.

En concreto, con esta estabilización se rompe la cadena de 24 trimestres consecutivos de descensos que el precio de la vivienda de segunda mano registra desde que estalló la crisis en septiembre de 2007.

En términos mensuales, el precio de los pisos usado cayó un 9,4% en septiembre frente al mismo mes de 2012. No obstante, este dato presenta una moderación de los descensos interanuales de meses anteriores, cuando que registrarno retrocesos de hasta el 11%.

Encinar ha indicado que el ritmo de retroceso en los precios durante los últimos años ha sido lento, lo que ha provocado que la oferta actual se sitúe en una media de un 20% por encima de los importes que los demandantes están dispuestos a pagar.

Estabilización heterogénea

Asimismo, ha subrayado que la estabilización de los precios no llegará de manera homogénea a todo el mercado inmobiliario, sino que dependerá de la tipología del piso y de su ubicación. Así, ha detallado que las viviendas pequeñas, asequibles y de zonas modestas son las primeras en ajustar sus precios, mientras que las últimas en hacerlo son las caras y grandes.

Encinar ha puntualizado que estos augurios quedan muy condicionados por el devenir de la economía española y europea en general, que ha rechazado que haya empezado el camino de la recuperación. “Los mismos que nos decían que no existía burbuja inmobiliaria ahora están ahí sentados diciendo que hemos tocado fondo”, ha afirmado el empresario.

En esta línea, ha señalado que el número de transacciones continuarán en descenso durante los próximos años por la falta de crédito hipotecario, ya que las pocas hipotecas que conceden los bancos, ha concretado, las utilizan para financiar a quienes compran viviendas de su propio stock.

Encinar ha augurado que todos estos cambios en el mercado inmobiliario se acabarán traduciendo en un escenario donde primará el alquiler, retrocederán las ventas y se tendrá que volver a construir en zonas urbanas, donde el stock es casi inexistente, mientras que grandes promociones en zonas deshabitadas quedarán vacías.

Normas