Refozará su cartera de medicamentos experimentales
Trabajador en las instalaciones de Merck
Trabajador en las instalaciones de Merck

La farmacéutica Merck despedirá a 8.500 trabajores

El fabricante estadounidense de medicamentos Merck ha decido seguir el paso de algunos de sus competidores y prepara un ajuste de su plantilla. La compañía estudia recortar los costes de operación anuales en 2.500 millones de dólares (1.850 millones de euros) hasta 2015. Para conseguirlo Meck ha anunciado que despedirá a 8.500 trabajadores.

Las razones alegadas por la empresa son los recortes del gasto en investigación para apuntalar las ganancias. La compañía se ha comprometido a reforzar su cartera de fármacos experimentales, muchas de las cuales continúan pendientes de la aprobación reglamentaria después de haber sufrido varios reveses en los últimos años.

Según informa en un comunicado, estos 8.500 empleos se sumarán a los 7.500 puestos de trabajo que ya anunció previamente que suprimiría hasta finales de 2015, lo que supondrá en total un reducción de su plantilla global del 20%, hasta 81.000 personas.

“Aunque estas medidas son esenciales para garantizar que Merck puede continuar cumpliendo con su misión en el futuro, son sin embargo decisiones difíciles porque afectan a compañeros con talento y entregados. Apreciamos las contribuciones de todos nuestros empleados y les apoyaremos durante este periodo de transformación”, destacó el presidente y consejero delegado de MSD, Kenneth C. Frazier.

La farmacéutica explica que esta iniciativa multianual le permitirá una mejor distribución de sus recursos hacia aquellas oportunidades que pueden lograr un mayor rendimiento de la inversión realizada. Estas medidas incluyen el fortalecimiento de su cartera y la implementación de un modelo de funcionamiento más ágil y con una estructura de costes significativamente menor y más flexible.

Según sus cálculos, MSD espera lograr un ahorro anual en los costes netos de aproximadamente 2.500 millones de dólares (1.844 millones de euros) a finales de 2015, y espera que 1.000 millones de dólares (738 millones de euros) se logren ya a finales de 2014.

A este respecto, MSD espera que la gran mayoría de los ahorros procederán de los gastos por marketing y tareas de administración, así como de sus actividades de investigación y desarrollo.

Por su parte, este programa de reestructuración supondrá un coste antes de impuestos de entre 2.500 y 3.000 millones de dólares (1.844 y 2.213 millones de euros), de los que dos tercios serán en efectivo y el otro tercio obedecerá principalmente a la depreciación de las instalaciones vendidas o cerradas.

“Estas medidas convertirán a Merck en una empresa más competitiva, mejor posicionada para impulsar la innovación y más eficaz para comercializar medicinas y vacunas para quienes lo necesitan”, afirmó Frazier, quien añade que esta decisión subraya su compromiso de mejorar su “desempeño en el corto plazo mientras invierte para crear valor a largo plazo”.

Normas