Berlusconi obliga a dimitir a sus cinco ministros
El primer ministro italiano, Enrico Letta, ayer, abandonando ayer el Palacio Chigi, sede del Ejecutivo, tras conocer la dimisión de los ministros de Silvio Berlusconi.
El primer ministro italiano, Enrico Letta, ayer, abandonando ayer el Palacio Chigi, sede del Ejecutivo, tras conocer la dimisión de los ministros de Silvio Berlusconi. EFE

Europa y los mercados pendientes de la crisis de Gobierno en Italia

El jefe del Gobierno de coalición, Enrico Letta, no dimitirá pero sí acudirá al Parlamento a buscar que se refrende la confiaza en el Ejecutivo que lidera.

Los países de la Unión Europea y, sobre todo, sus mercados están pendientes de cómo se resuelve mañana la última gran crisis del Gobierno italiano, después de que ayer los cinco ministros pertenecientes al partido Pueblo de la Libertad (PDL) abandonaran ayer el Ejecutivo instados por el presidente de esta formación, Silvio Berlsuconi.

“Como consecuencia de la invitación del presidente Berlusconi de que dimitamos del Gobierno -indica la nota en la que comunicaron ayer su renuncia- por las conclusiones que el Consejo de Ministros del viernes alcanzó sobre temas de justicia y fiscalidad, consideramos que no existen las condiciones para quedarnos en el Ejecutivo, donde hemos trabajado por el interés del país y con respeto al programa del Pueblo de la Libertad”.

La nota está firmada por el vicepresidente del Gobierno y ministro de Justicia, Angelino Alfano, y los titulares Agricultura, Nunzia De Girolamo; de Sanidad, Beatrice Lorenzin; de Transportes, Maurizio Lupi, y para las Reformas Constitucionales, Gaetano Quagliariello.

“Presentamos nuestras dimisiones para consentir en los próximos días un mayor debate y la asunción de responsabilidades por parte de todos”, indicaron.

Los inversores ya habían anticipado en cierta forma esta nueva crisis, debido a las continuas amenazas de los ministros del partido de Berslusconi de abandonar el Gobierno. De hecho, la Bolsa de Milán cerró esta semana con una caída del 1,8%, después de que la prima de riesgo escalara desde los 250 a los 267 puntos, con lo que se volvió a situar por encima de la prima española, que cerró la semana en 258 puntos desde los 236 del lunes.

No obstante, a falta de saber la reacción que tendrán mañana los mercados, de momento los inversores italianos no han actuado con el mismo pánico que en los momentos previos a anteriores crisis de Gobierno, según destacan los expertos de la agencia Reuters.

Por su parte, el jefe del Gobierno de coalición, Enrico Letta, llamó ayer por teléfono al presidente de la República, Giorgio Napolitano, para tratar la situación creada.

Berlusconi, que hoy cumple 77 años, aseguró en una nota que “la decisión tomada ayer por Letta de congelar la actividad de Gobierno determina el aumento del IVA, y esto es una gran violación del pacto en el que se apoya este Gobierno”.

Por ello, Berlusconi, que se encuentra atosigado por las causas judiciales pendientes y la condena en firme del Tribunal Supremo por fraude fiscal, por lo que se enfrenta a la expulsión del Senado, pidió la inminente dimisión de sus ministros, en una jugada que ha sido calificada de “deslealtad” por miembros de Partido Demócrata (PD) y de “locura” por parte del propio Ejecutivo.

En los últimos días Berlusconi refirió que no podía dormir, que había adelgazado y que era un perseguido de la magistratura de la izquierda, y después relanzó la extinta Forza Italia, mediante un video-mensaje en el que subrayó que estaría siempre con todos los italianos aunque estuviera “expulsado” del hemiciclo.

La polémica subida del IVA

El Consejo de Ministros del viernes tenía como principal asunto de discusión un decreto ley para evitar la subida del IVA del 21 % al 22 % en su tipo general a partir del 1 de octubre, pero, según informaron fuentes gubernamentales, la idea del Ejecutivo era aplazar el estudio de esta cuestión hasta saber si contaba con el apoyo del Parlamento.

Letta adelantó anoche que el Gobierno no podía seguir adelante con “tensiones insostenibles” causadas por la falta de separación entre el plano gubernamental y el de las cuestiones personales de Berlusconi, ex primer ministro y líder del principal partido de centroderecha.

Su intención era convocar las Cámaras para el lunes o el martes y averiguar hasta qué punto mantenía la mayoría parlamentaria que lo refrendó a finales de abril pasado tras unas elecciones generales de resultado incierto.

El primer ministro afirmó ayer que el bloqueo del IVA no es culpa suya sino del PDL, que ha obligado al Gobierno a comprobar si tiene aún la mayoría después del anuncio de los parlamentarios del PDL de que dimitirían en bloque si el viernes se decidía que Berlusconi debe dejar su escaño en el Senado.

Letta en Twitter

Después de conocer el comunicado de los ministros del PDL, Letta lanzó un tuit en el que pidió a los italianos “no morder el anzuelo de Berlusconi”.

Fuentes del palacio Chigi, sede del Ejecutivo, aseguraron que Letta no dimite y que irá al Parlamento a pedir la confianza con este Gobierno, y calificaron de “locura” el gesto de Berlusconi, que atribuyeron a “motivos personales”

Normas