Identifica la palanca de valor de la sostenibilidad
Sede de Gas Natural Fenosa en Barcelona.
Sede de Gas Natural Fenosa en Barcelona.

El Dow Jones Sustainability, una credencial de buena gestión

En España, de las 28 empresas elegibles, 17 están en el índice mundial y 19 en el europeo

Este año se ha tomado por primera vez para el análisis el universo de empresas presentes en el S&P Global Global Broad Market

La responsabilidad social corporativa cotiza en Bolsa. Pero esta no se mide siempre de manera homogénea, porque no todos los índices de sostenibilidad tienen la misma filosofía. Muchos, lo que tratan es de identificar compañías que tienen un determinado comportamiento, por ejemplo, por exclusión, descartando a compañías de juego, de armas o de alcohol, a las que no consideran empresas responsables. No es el caso del índice Dow Jones Sustainability (DJSI, por sus siglas en inglés), hoy el índice de sostenibilidad más prestigioso del mundo, que lo que trata es de identificar la palanca de valor que tiene la sostenibilidad para las empresas.

“Lo bueno del DJSI es que las empresas han considerado que las cosas que mira son cuestiones importantes para lo que denominaríamos una empresa con futuro, bien gestionada”, destaca José Luis Blasco, socio responsable de cambio climático y sostenibilidad de KPMG España. “Las compañías utilizan el DJSI y la pertenencia al índice como una credencial de buena gestión, de tener una visión a largo plazo y de un modelo de negocio con futuro, de tener equipos de gestión preocupados por lo que está pasando alrededor… Lo que, al final, es el secreto de la longevidad empresarial”, resalta Blasco.

El responsable de sostenibilidad de KPMG pone como ejemplos de estas palancas que se toman en consideración: el desarrollo de renovables en las compañías energéticas, la preocupación por una alimentación saludable en las empresas de este sector o la accesibilidad para las tecnológicas.

El índice identifica los criterios requeridos divididos en tres dimensiones: económica, donde se analizan asuntos como el gobierno corporativo, la gestión de crisis y riesgos y los códigos de conducta; la relación con el entorno, donde se toma en cuenta el respeto al medio ambiente o la ecoeficiencia, y finalmente, el plano social, que tiene dos vertientes, una interna, que mide indicadores laborales, el desarrollo de capital humano y la atracción y detección del talento, y otra externa, relacionada con aquello que se mueve alrededor de la empresa, los llamados grupos de interés. Cada una de estas dimensiones tiene además especificidades propias de cada sector.

Las empresas españolas

Son 28 las compañías que tienen en España el estatus de elegibles para el DJSI. De ellas, 17 forman parte de todos los índices y 19 lo son solo de Europa. Al Dow Jones Sustainability World pertenecen: Abertis, Acciona, Amadeus, BBVA, Banco Santander, CaixaBank, Enagás, Endesa, Ferrovial, Gas Natural, Iberdrola, Inditex, Indra, Mapfre, Red Eléctrica, Repsol y Telefónica. Estas empresas también forman parte del índice europeo y a este se añaden ACS y FCC.

Son elegibles pero no pertenecen a ningún índice: Banco Sabadell, Banco Popular, Bankia, BME, Dia, Ebro Foods, Grifols, Viscofan y Zardoya Otis.

Gas Natural Fenosa, además, es, por segundo año consecutivo, líder en su sector.

Gas Natural, líder de su sector

El Dow Jones Sustainability World Index ha experimentado una gran fluctuación este año, con 39 nuevas incorporaciones y 47 bajas entre las 333 compañías que forman el índice este año (177 forman el europeo). A nivel global destacan las salidas del índice de compañías como HSBC, Vodafone, Johnson and Johnson, Glencore o Deutsche Telekom.

Su revisión ha deparado muy buenos resultados para las empresas españolas. Gas Natural Fenosa lidera su sector a nivel global por segundo año consecutivo y destaca la vuelta al índice de Telefónica y Abertis. Además, Indra ha renovado su presencia por octavo año consecutivo. Este año el número de compañías invitadas se ha reducido de34 a28 (“por la menor capitalización dela Bolsaespañola hoy“, precisa José Luis Blasco). De ellas, 17 forman parte de todos los índices y 19 solo del europeo.

El experto de KPMG destaca que aunque ahora es Gas Natural Fenosa la que forma parte de las empresas líderes, antes ha habido muchas otras empresas españolas que han sido también líderes y siguen peleando por ello. “Repsol lo ha sido dos años anteriormente, Iberdrola lo ha sido, Enagás también, Amadeus… Hay que pensar que, al ser un tema competitivo, si tú lo haces muy bien, pero otros mejoran más, pueden dejarte fuera de ese 10% escogido, no solamente dependes de ti, dependes del contorno”, explica Blasco. Y llama la atención sobre el hecho de que de 28 españolas, cuando se eligen el 10% de los sectores, teóricamente debería ser el 10% también, “tres o cuatro como mucho, y hay 17 nada menos. Eso es mérito de las compañías españolas. Ahí hay mucho trabajo detrás”, reflexiona.

Blasco también destaca, respecto a las empresas españolas, casos como el del sector de la construcción. “Tenemos a Ferrovial, que lleva un buen número de años en el índice, y que se mantiene en el índice mundial. Pero luego, mantener a FCC y ACS en Europa, con la que está cayendo en el sector, es algo relevante”.

Muchas de las compañías integrantes del DJSI tienen indexadas las notas del ranking a los incentivos variables de los directivos de las compañías. “Eso significa, por una parte, reconocimiento al valor que le aporta el índice a la compañía y segundo, que se lo toman en serio”, concluye José Luis Blasco.

Así funciona el indicador

Este año se ha tomado por primera vez para el análisis el universo de empresas presentes en el S&P Global Global Broad Market, tras completarse el año pasado el acuerdo de fusión entre Standard & Poor’s y Dow Jones. Se trata de las 2.500 mayores compañías líderes en términos de sostenibilidad, y constituyen el universo elegible. De ellas, solo el 10% de cada sector, las que saquen mayor calificación, formarán parte del índice.

A todas ellas se les invita anualmente a participar en el mes de abril cumplimentando un cuestionario sectorial de aproximadamente un centenar de preguntas, dividido en tres dimensiones –económica, ambiental y social– y que deberán entregar en la primera semana de julio. Cada una de las dimensiones y, dentro de estas, cada pregunta tienen un peso diferente. En función de las respuestas, el soporte de información que aporta la empresa y un análisis reputacional, los analistas califican con una escala de puntos de 1 a 100 cada compañía que entrega el cuestionario.

El análisis para S&P Dow Jones lo realiza RobecoSAM, firma suiza que ideó la metodología. Y se elabora un índice mundial, para Europa, América, Asia-Pacífico, etc.

Normas