DIFÍCIL PERO NO IMPOSIBLE. En el gráfico de velas semanales se muestra como el selectivo europeo ha conseguido auparse hasta la parte alta de su canal alcista y se acerca a los máximos alcanzados en los años 2010 y 2011. Nivel donde los toros fallaron en la ruptura por dos veces y produjeron violentas correcciones. Especialmente severa fue la última que llevo al Emperador por debajo de los 2.000 puntos. Habrá que ver si a la tercera va la vencida. Superando con fuerza los 3.00077 puntos, el Eurostoxx tendría como objetivo los 3.500 puntos en el mediolargo plazo. Mientras los alcistas no cedan los 2.720 puntos, no habrá riesgo de ver una seria corrección.
DIFÍCIL PERO NO IMPOSIBLE. En el gráfico de velas semanales se muestra como el selectivo europeo ha conseguido auparse hasta la parte alta de su canal alcista y se acerca a los máximos alcanzados en los años 2010 y 2011. Nivel donde los toros fallaron en la ruptura por dos veces y produjeron violentas correcciones. Especialmente severa fue la última que llevo al Emperador por debajo de los 2.000 puntos. Habrá que ver si a la tercera va la vencida. Superando con fuerza los 3.000/77 puntos, el Eurostoxx tendría como objetivo los 3.500 puntos en el medio/largo plazo. Mientras los alcistas no cedan los 2.720 puntos, no habrá riesgo de ver una seria corrección.

Eurostoxx: Frente a una explosiva combinación

El selectivo europeo se enfrenta a durísimas resistencias del largo plazo.

Se encuentra situado en la parte alta de su canal alcista.

Tres huecos al alza en el rally de septiembre delatan agotamiento.

Superando los 3.077 puntos, su próximo gran objetivo son los 3.500 puntos.

Hoy nos acercaremos al gráfico del medio/largo del gran selectivo europeo, en el breve repaso a los principales selectivos mundiales. A mediados de junio, dejamos al Eurostoxx inmerso en una corrección tras alcanzar los 2.851 puntos. Los alcistas luchaban por preservar el importante soporte horizontal de los 2.600/550 puntos. El día veinte, un amplio hueco a la baja, desde los 2.683 a los 2.651 puntos, seguido de una sólida vela marubuzo roja, llevaban al Emperador a cerrar sobre los 2.586 puntos. El descenso fue del -3,63% y como remate al día, se perdía la media móvil de las 200 sesiones en gráfico diario. Fueron momentos muy complicados.

Como ocurrió en el selectivo español, los osos apretaron las tuercas a sus adversarios al máximo. Hay que recordar que los 2.600/550 puntos, aparte de ser un soporte clave, es el nivel en el que se perforó la directriz bajista del largo plazo en el Emperador europeo, allá por el mes de noviembre de 2012. El día veinticuatro, los bajistas arrinconaban a los toros trazando mínimos en los 2.494 puntos y cerrando la sesión en los 2.511 puntos. Los osos habían roto el soporte y además con alargadas velas bajistas. El comienzo del verano se presentaba muy negro.

Pero los bajistas cometieron un grave error táctico que fue aprovechado con decisión y coraje por sus enemigos. En el cierre semanal y mensual de junio, el día veintiocho, no confirmaban la rotura. El Eurostoxx cerraba mes en los 2.602 puntos. Sobre el mismo soporte. Esto generó grandes dudas en la bando de los vendedores, ¿fallo bajista cuando lo tenían todo a su favor? La respuesta no se hizo esperar, sí. El mes de julio comenzaba con precioso harami alcista que terminó cerrando el duro gap bajista sobre los 2.683 puntos a mediados de mes. Los toros habían salvado la peligrosa ofensiva bajista.

El contraataque alcista logró volver sin mucha dificultad hacia los últimos máximos alcanzados hasta aquel momento, los 2.851 puntos se tocaron a mediados de agosto. Nivel que los osos aprovecharon para intentar frenar el asalto a los 3.000 puntos, generando un pequeño doble techo que hizo retroceder a los alcistas hasta los 2.720 puntos (la excusa fue el inminente ataque a Siria). El seco ataque bajista se frenó de la misma forma, pequeño doble suelo en esa zona a finales de agosto, para responder con fuerza y alcanzar nuevos máximos en los 2.955 puntos la semana pasada. Durante los últimos días parece estar consolidando la fuerte subida de mes de septiembre sobre los 2.900 puntos.

Sin embargo, el Emperador europeo se enfrenta ahora a una explosiva combinación de resistencias. Por un lado ha alcanzado la parte superior del canal alcista del medio plazo, dejando tres huecos al alza en el camino, señal de agotamiento. Y por otro, tiene la durísima resistencia del largo plazo sobre los 3.000/77 puntos, máximos alcanzados en dos ocasiones en los años 2010 y 2011. Esta peligrosa zona es terreno abonado para los osos busquen desesperadamente una reacción en sus filas e intenten iniciar una corrección obligando a sus adversarios a retroceder. Los indicadores RSI, MACD y Estocástico apoyan el proceso correctivo, mostrando en sus gráficos la fortísima sobrecompra. Todos están en la parte alta.

Un cierre por debajo de los 2.900 puntos abriría la puerta a la más que posible corrección en busca de cubrir los huecos abiertos en la subida y purgar la sobrecompra acumulada. Los 2.850 y los 2.800 puntos serían los primeros objetivos bajistas. En esos niveles, muchos inversores podrían intentar una entrada tomando posiciones en el Eurostoxx tomando como stop de pérdidas los 2.720 puntos. Si dicha zona es cedida por los toros llegada la corrección, la situación del corto plazo sufriría un serio revés. La media móvil de las 200 sesiones en gráfico diario se encuentra también en ese nivel.

Por tanto, habrá que ver si la consolidación de los últimos días se torna en corrección o los toros son capaces de acercarse al nivel clave de los 3.000/77 puntos. Pero no queda duda que la tendencia del medio/largo plazo iniciada en el año 2011 en el selectivo europeo no puede ser más alcista. Máximos y mínimos crecientes desde entonces en su canal alcista lo avalan. Y más tarde o más temprano, la gran resistencia a la que se enfrenta será superada. Sólo por debajo del soporte clave de los 2.600/550, los bajistas tendrían opciones de volver a la parte baja del canal que desarrolla, sobre los 2.300 puntos. Algo que a día de hoy parece muy complicado.

Normas