Reitera que el país ha hecho los deberes
El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.
El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy. EFE

Rajoy celebra la mejoría económica:"España ha vuelto y lo hace para quedarse"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha destacado hoy los importantes pasos dados el último año por la economía española, que han llevado a celebrar el regreso del país al primer plano de la economía y la política internacionales: “España ha vuelto -ha asegurado- y lo ha hecho para quedarse”.

Rajoy ha elogiado los logros de las reformas económicas en su intervención ante el Council on Foreign Relations de Nueva York, a cuyos miembros ha explicado que va a continuar con medidas para lograr la plena recuperación de la economía española.

El presidente del Gobierno ha destacado las “credenciales” de la recuperación española y ha señalado que todo ello está haciendo que la prima de riesgo de España haya caído “en picado” y que el país esté consiguiendo recuperar la confianza de los mercados y de los inversores extranjeros.

Como ejemplo de ello, ha recordado que el banco de inversión estadounidense Morgan Stanley recomendó recientemente la compra de deuda española en un informe titulado “Viva España”.

Para Rajoy, todo ello es fruto de las reformas económicas que han ido poniendo en marcha, aunque ha advertido de que esa agenda reformista no está agotada porque sigue habiendo problemas como el de un elevado desempleo.

“Mi voluntad política es clara, y la estabilidad política de mi Gobierno, que goza de mayoría en ambas Cámaras, es la garantía de que España va a completar su ambicioso plan de reformas”, ha añadido.

Tras insistir en que el país “ha hecho los deberes”, ha explicado que en la cumbre del G20 del año pasado “España era el problema”, mientras que en la celebrada recientemente en San Petersburgo (Rusia) ha demostrado su compromiso para aportar soluciones a los problemas comunes.

Mariano Rajoy ha aprovechado la ocasión para señalar que la Unión Europea debe dar la batalla por la integración frente al “empuje de los nacionalismos exacerbados” y los “populismos”, ya que, según ha dicho, “la unión y no la disgregación es el signo de los tiempos”.

El presidente del Gobierno ha recordado que en el año 2014 hay elecciones al Parlamento europeo y ha advertido que en una situación “crítica” desde el punto de vista económico como la actual es cuando los “detractores” de la integración “aplauden con más fuerza”.

“Los europeos deberemos dar la batalla por la integración y las reformas frente al empuje de los nacionalismos exacerbados, los populismos de nuevo cuño y los proyectos netamente antieuropeos que la crisis también ha contribuido a alimentar”, ha manifestado el jefe del Ejecutivo.

Normas