EL IBEX A POR TODAS. En el gráfico de velas semanales, se aprecia claramente como el selectivo español logró romper el pasado verano la directriz bajista del largo plazo y superar definitivamente, la zona clavicular del extensa figura en forma de HCH invertido que venía desarrollando desde el año 2011. El segundo hombro ha trazado un doble suelo (7.5008.850 pt) con potencial para alcanzar los 10.500 puntos en el medio plazo. Para el largo plazo, el gran patrón de vuelta tiene como gran objetivo los 12.000300 puntos. El Campeador a un paso de poner fin a seis años de tendencia bajista.
EL IBEX A POR TODAS. En el gráfico de velas semanales, se aprecia claramente como el selectivo español logró romper el pasado verano la directriz bajista del largo plazo y superar definitivamente, la zona clavicular del extensa figura en forma de HCH invertido que venía desarrollando desde el año 2011. El segundo hombro ha trazado un doble suelo (7.500/8.850 pt) con potencial para alcanzar los 10.500 puntos en el medio plazo. Para el largo plazo, el gran patrón de vuelta tiene como gran objetivo los 12.000/300 puntos. El Campeador a un paso de poner fin a seis años de tendencia bajista.

Ibex: Seis años de tendencia bajista tocan a su fin

El próximo lunes el selectivo español puede confirmar el giro de vuelta alcista a cierre mensual.

La figura de HCH invertido desarrollado durante 2 años ha superado la clavicular.

La directriz del largo plazo iniciada en 2007 ha sido perforada.

Los 10.500 y los 12.000 puntos, próximos objetivos para el medio/largo plazo.

 

 Comenzando con el Ibex, retomamos los análisis técnicos de los principales índices bursátiles que dejamos a mediados del mes de junio. Por aquel entonces, los alcistas luchaban en el Campeador por mantener los 8.000 puntos, después de fracasar en su tercer intento del año de superar las duras resistencias situadas entre los 8.625/755 puntos y la directriz bajista del largo plazo iniciada en 2007. Los osos no dieron su brazo a torcer y lograron llevar a sus adversarios hasta el gran soporte de los 7.500 puntos por segunda vez. Fue el 24 de junio y se tocaron mínimos en los 7.508 puntos.

 La extensa figura de vuelta, en forma de HCH invertido que veníamos vigilando en nuestro índice desde septiembre de 2012, se puso a prueba. En juego estaba el giro de la tendencia iniciada en los 5.900 puntos y el segundo hombro de la propia figura que prometía el fin del ciclo bajista de seis años de duración. La oportunidad de entrar en la tendencia del Ibex para los inversores más atrevidos estuvo abierta. Con un claro stop de pérdidas sobre los 7.200 puntos, la ecuación rentabilidad/riesgo que ofrecía la ventana de trading tendencial desde los 7.500 puntos, era más que favorable. Ocasiones así no las da el mercado todos los días.

Y los toros no fallaron en el momento más decisivo. Después del interminable lateral desarrollando el segundo hombro desde primeros de año, respondieron en el límite con una contundente ofensiva que ha llevado al Campeador a conquistar las mencionadas resistencias (8.625/755 puntos). A mediados de agosto se alcanzaban nuevos máximos en los 8.828 puntos. La directriz bajista del largo plazo iniciada en 2007 también había sido perforada. El principio del fin del ciclo bajista empezaba a ser algo más que un sueño.

No obstante, los osos no se dieron por vencidos y contraatacaron con intensidad, logrando terminar el mes estival sobre los 8.290 puntos y alcanzando mínimos quince puntos más abajo. Asediaron la media móvil de las 200 sesiones en gráfico diario y la directriz bajista perforada semanas atrás. De nuevo, los toros no lograban mantenerse por encima de los 8.625/755 puntos a cierre mensual. La temible figura de los tres cuervos negros mensuales trazada a principios de 2012 que forma la cabeza del patrón de HCH invertido, continuaba sin ser anulada en agosto.

Pero ha sido en el presente mes de septiembre, cuando los alcistas están a punto de confirmar la gran hazaña en el Campeador. Un mes que ha traído la embestida definitiva superando los 9.000 puntos y alcanzando máximos en los 9.198 puntos el jueves pasado. A falta de confirmación mensual, la clavicular del HCH invertido (8.850 puntos) ha sido superada y los tres cuervos negros mensuales anulados (8.625 pt).

Esta gesta de los toros sobre el gráfico, deja al Campeador con grandes probabilidades de alcanzar los 10.000/500 puntos para los próximos meses y los 12.000 puntos en el largo plazo, si se desarrolla el HCH invertido completamente. El segundo hombro de la figura ha confirmado un doble suelo sobre entre los 7.500/8.828 puntos. Tan solo queda una última resistencia sobre los 9.350/224 puntos para despejar el camino hacia la mítica cifra de cinco números.

Queda como primer soporte de entidad los 8.828/50 puntos, zona clavicular del HCH invertido que podrá ser testeada en el corto plazo. Más abajo, el hueco alza abierto entre los 8.632/78 puntos. Por último y antes del soporte fundamental de los 7.500 puntos, la importante zona de ruptura de la directriz bajista del largo plazo y nivel por donde pasa la media móvil de las 200 sesiones, los 8.275/90 puntos. En el más estricto corto plazo, mientras los toros mantengan a cierre el hueco ya cubierto en los 9.062 puntos, el ataque a los 9.350 puntos estará en su punto de mira.

Pero lo cierto es que tras el intenso y severo ataque alcista de 1.690 puntos (7.508-9.198 puntos) durante los meses veraniegos y el último rally de septiembre, la sobrecompra acumulada es altísima. Indicadores como el MACD, RSI o el Estocástico lo muestran claramente situándose en la parte alta de sus gráficos. Una probable corrección será vista como una nueva oportunidad por muchos inversores, para aumentar la exposición en nuestro selectivo o intentar reincorporase a la tendencia si se perdió la gran oportunidad el pasado verano. Entre los 8.850/630 serían niveles óptimos para hacerlo. Si estas zonas no funcionaran de soporte, los 8.275/90 puntos estaría la siguiente. Veremos si el mercado lo permite o continúa a todo gas en busca de los 9.350 puntos. Media hora antes del cierre de hoy miércoles, el Campeador se situaba por encima de los 9.224 puntos.

A falta de tres sesiones para terminar el histórico cierre mensual de septiembre, el Campeador tiene todas la cartas en su mano para finalizar el ciclo bajista de seis años de duración y empezar una nueva tendencia alcista en el largo plazo. Un gran y amplio patrón de vuelta está a punto de confirmarse y la directriz bajista iniciada en 2007 ha sido superada. ¿Qué más se puede pedir?. Comienza el espectáculo alcista. Bienvenidos.

Normas
Entra en El País para participar