Ofrecen cuentas, créditos, tarjetas o TPVs
Imagen de una sucursal de ING Direct, en Madrid.
Imagen de una sucursal de ING Direct, en Madrid.

ING se lanza a por el nicho de negocios con un paquete para autónomos y pymes

La entidad cuenta con 200.000 clientes propios que se adaptan al perfil empresarial.

Tras 15 años en España, el banco de origen holandés ING Direct ha decidido ampliar su oferta de productos, hasta ahora centrados en particulares, para ganar cuota en el segmento de negocios. La entidad acaba de lanzar un paquete de productos de ahorro y crédito, con el gancho de bajas o nulas comisiones, y la oportunidad de ser convertirse en una alternativa de financiación para pymes y autónomos en medio de la sequía crediticia.

El producto estrella es la Cuenta Negocios, una cuenta corriente, que se puede abrir online para su uso operativo entre uno y cinco días, cuyo principal atractivo radica en la ausencia de comisiones por mantenimiento, transferencias de hasta 50.000 euros, pago de nóminas e ingreso en cheques. La cuenta no exige un saldo medio y solo requiere domiciliar un recibo de la Seguridad Social, o las cuotas del colegio profesional.

La otra clave del paquete es la línea de crédito, bajo un interés del 8,94% TAE aplicado solo sobre el capital utilizado y no sobre el total disponible. L línea no tiene comisiones por disponibilidad, estudio de viabilidad o cancelación anticipada pero sí aplica un 2% por apertura y renovación.

En paralelo, ING ofrece una serie de servicios complementarios destinados a la operatividad y el ahorro. De un lado, los titulares y apoderados de la Cuenta Negocios tendrán a su disposición tarjetas MasterCard gratuitas de crédito y débito, sin comisiones en los cajeros de la Red 4B. Las tarjetas adicionales para empleados se cobrarán a 25 euros anuales cada una.

Depósitos al 1,75% TAE

Del mismo modo, el paquete ofrece Terminales Punto de Venta (TPV) para el cobro con tarjeta, sin costes de instalación y mantenimiento en su versión online y bajo una tasa de descuento por operación del 0,85%. La misma que se aplica sobre los TPV físicos para negocios tradicionales, estos sí bajo una comisión mensual de entre 9 y 19 euros en función de si el tipo de conexión es fija o asociada a una línea ADSL.

Del lado del ahorro, ING ofrece dos productos. Una cuenta remunerada al 1% TAE, sin gastos ni comisiones asociados, en la que el capital está siempre disponible, es la primera opción pensada para el exceso de liquidez de las empresas. Otra opción son los Depósitos Negocios, asociados a la citada cuenta de ahorro y disponibles a partir de los 10.000 euros de capital. El pasivo puede depositarse en varios tramos: a seis meses, bajo una rentabilidad del 1,45% TAE, o a 13 meses, con un tipo de interés del 1,75% TAE.

200.000 clientes con perfil empresarial

“En ING Direct siempre escuchamos a los clientes y nos adaptamos a sus necesidades. Y esto es lo que ha sucedido con el segmento de autónomos y negocios. Nuestros clientes nos demandaban para su vida profesional el mismo tipo de banca ágil, sencilla y competitiva que ya tenían como particulares”, asevera Carina Szpilka, directora general de la firma. En España, la entidad gestiona activos por importe de 35.500 millones de euros de 2,8 millones de clientes, que aumentan a un ritmo de dos centenares de miles al año. De su cartera actual, ING estima que unos 200.000 clientes cumplen con el perfil al que dirigen su nueva estrategia y que han sido los primeros a los que se les ha ofertado. Aunque ING no da previsiones de captación de nuevos clientes ni del volumen de crédito que esperan conceder, Miguel San Pablo, director general del área, apunta como potenciales clientes a los 3,2 millones de autónomos y pymes que hay en España.

Normas