Nuevo programa de recortes hasta 2015
Pasajeros chinos embarcan en un avión de Air France.
Pasajeros chinos embarcan en un avión de Air France. EFE

Air France no logra equilibrar resultados y reducirá en 2.800 empleos más la plantilla

La compañía francesa Air France reconoció hoy que este año no podrá cumplir su objetivo de equilibrar su resultado y, para intentar corregir la situación, ampliará el ajuste puesto en marcha desde el año pasado con la supresión de 2.800 empleos suplementarios de aquí a 2015.

Tras reunir al comité de empresa, Air France emitió un comunicado en el que indicó que las medidas adicionales de reducción de costos también implicará prolongar la congelación salarial en 2014 y una reducción de su oferta, en parte compensada con su filial de bajo coste Transavia.

El nuevo plan de reducción de plantilla, que no supondrá despidos, será objeto de un “diálogo en profundidad” con los representantes de los trabajadores a partir del 4 de octubre, destacó la empresa.

En el primer esbozo del plan “Transform 2015”, anunciado en junio de 2012, la dirección informó de que iba a proceder a un recorte de sus efectivos de 5.112 empleados, de forma que con el dispositivo actual Air France pasará a tener menos de 66.000 trabajadores.

El grueso de los ajustes se concentrará en los vuelos de corta y media distancia, donde la aerolínea se ve perjudicada por la competencia de las compañías de bajo coste.

Para mantener su “fuerte presencia en el mercado francés”, Air France explicó que va a disminuir su red interior francesa y las bases que había establecido en algunas grandes ciudades fuera de París en favor de Transavia.

Así, Transavia Francia desde el aeropuerto parisino de Orly ampliará su flota a partir de la temporada de verano de 2014 con cinco aviones más para cubrir “destinos europeos con fuerte potencial”.

Paralelamente, procederá a “un cambio en los modos de producción” de sus bases francesas para “tratar mejor a los clientes y reducir los costos de forma perenne”, algo que entrañará “un mayor recurso a las subcontratas”.

En la actividad de transporte de mercancías, rebajará su flota y prescindirá de los Boeing 747 que la componen, de forma que sólo mantendrá sus dos Boeing 777F.

El análisis que justifica ese adelgazamiento de un negocio fuertemente deficitario (212 millones de euros de pérdidas en 2012 y una caída del 7 % de los ingresos en la primera mitad de 2013) es que hay un exceso de capacidad en el mercado global porque las bodegas de los aviones de pasajeros transportan una parte creciente de mercancías.

A falta de precisiones sobre cómo se traducirá el ajuste para sus socios holandeses de KLM, Air France insistió en que, tras un 2013 que se convertirá en el sexto año consecutivo con pérdidas de explotación, “es imperativo la vuelta al equilibrio en 2014”. EFE

Normas