Editorial

Madrid, los Juegos y los impuestos

Tras quedar apeada Madrid de la organización de los Juegos Olímpicos de 2020, la alcaldesa pasó página rápidamente e hizo una alusión genérica a que el objetivo inmediato era ayudar a las empresas. El programa Madrid Tax Free, que presentó ayer y contempla la devolución de impuestos ya abonados por las empresas, parece ir en esta línea. Conforme a este plan, las pymes creadas desde el 1 de enero de 2011 tendrán derecho a reclamar el reembolso de tributos liquidados desde ese ejercicio. Las figuras que generarán derecho a devolución son el impuesto de circulación, la tasa de basuras, el vado o los costes derivados de licencias urbanísticas. El Ayuntamiento de la capital calcula que este programa, que estará en vigor hasta 2015, beneficiará a unas 40.000 pequeñas empresas y supondrá un ahorro medio de 1.200 euros a los emprendedores madrileños. “Tratamos de impulsar y ayudar al sector empresarial”, resume Ana Botella. Bien hecho. También ayer, el presidente de la Comunidad de Madrid, reclamó una rebaja tributaria a la Cultura y dijo que estudia profundizar “en un marco fiscal la baja” para estimular la economía. Bien hecho. Todo indica que se están acrecentando las tensiones tributarias entre las Administraciones territoriales –y no solo de Madrid– y Hacienda. Lo que sería incomprensible es que estas iniciativas se hayan activado solo por perder los Juegos.

Normas