Crea nuevas funciones de control interno para 136 empleados
Sucursal de BBVA en Madrid
Sucursal de BBVA en Madrid

BBVA elimina el 31% de sus puestos administrativos

La apuesta de BBVA por captar negocio y clientes, o mantener a los que ya ha incorporado en los últimos casi dos años provenientes de las antiguas cajas de ahorros ahora intervenidas se ha convertido en una de las prioridades del grupo en España. Para ello, el banco ha puesto en marcha el proyecto Vanguard, con el que pretende eliminar funciones administrativas y reforzar la red comercial.

El nuevo plan anunciado a la plantilla el pasado 10 de septiembre supone un cambio total de funciones de 917 empleados del banco en España, lo que supone el 30,9% del conjunto de los trabajadores que realizan labores administrativas similares, en ambos casos a través de filiales del banco.

Estos empleados, casi todos jóvenes licenciados que operan en la entidad a través de la empresa OPPlus –100% de BBVA–, cambiarán en los próximos meses de funciones para dedicarse en su gran mayoría a reforzar las oficinas del banco en España. El objetivo es aumentar el personal dedicado a labores comerciales y reducir al mínimo las funciones administrativas, que se limitarán a los 2.000 empleados que tiene la entidad en los centros específicos de back-office de Málaga (1.700 trabajadores), Murcia (con 250 empleados) y Madrid (con 50 personas).

De los 917 empleados de OPPlus, 781 pasarán a impulsar las ventas de productos en las oficinas. Para los 136 empleados restantes, el banco ha creado un nuevo puesto de trabajo. Su función será operar como controladores internos de las megaoficinas que BBVA tiene en las diferentes regiones. La implantación de este proyecto abarcará hasta mayo de 2014.

Fuentes sindicales consideran positivo esta iniciativa, más cuando pese a que uno de los objetivos es reducir funciones administrativas el banco ha optado por no destruir empleo. Pese a ello, los sindicatos critican el hecho de que estos empleados externos a las oficinas (operan a través de una filial) cobran 14.600 euros anuales, y piden que se homologuen los salarios.

Prejubilaciones

El banco ha aprovechado el anuncio del cambio de funciones de estos trabajadores para comunicar a la plantilla que este año descarta, como en años precedentes poner en marcha un plan extraordinario de prejubilaciones. Mantendrá así el ritmo de salidas de los últimos años. En los cinco años que lleva el sector financiero en crisis, BBVA no ha recurrido a ningún plan de salidas de personal, a excepción del ERE aprobado para la plantilla de Unnim, adquirido en subasta el pasado año.

Normas
Entra en El País para participar