Anged pide más libertad de horarios para impulsar el consumo
Las ventas del comercio al turista extranjero crecen un 18%

Las ventas del comercio al turista extranjero crecen un 18%

El Gobierno impuso a 14 grandes municipios crear zonas con libertad de horarios

Creen que es el mejor revulsivo para generar empleo

Las grandes empresas representadas en el Consejo Empresarial para la Competitividad ya advirtieron tanto a Zapatero como a Rajoy sobre la necesidad de liberalizar los horarios comerciales en las zonas turísticas. “No es de recibo que llegue un crucero a Barcelona un domingo y no encuentre ni un solo establecimiento abierto”, se quejaron en los encuentros con los presidentes del Ejecutivo.

Frente a las reticencias del anterior Gobierno socialista, el del Partido Popular apostó desde que llegó al Ejecutivo por impulsar una liberalización de horarios que ha puesto en pie de guerra al pequeño comercio y a algunas comunidades como Cataluña. Los datos ofrecidos ayer por Anged, la patronal de la gran distribución, echan por tierra esos prejuicios. Según sus cálculos, las ventas del comercio minorista a los extranjeros no residentes han crecido un 18% entre enero y agosto, más del cuádruple de lo que ha subido la llegada de turistas extranjeros. Para la elaboración de los datos, la patronal ha contabilizado todas las devoluciones de IVA solicitadas por los extranjeros. Al adquirir un producto gravado con ese impuesto, los extranjeros no residentes pueden adjuntar en su país de origen un recibo en su declaración de la renta para que les sea devuelto el importe pagado en concepto de IVA.

Anged muestra como principal exponente de este cambio a la Comunidad de Madrid, la única que ha liberalizado por completo los horarios desde hace un año. Esta región ha experimentado el mayor incremento de ventas a los turistas extranjeros (un 29%), a pesar de haber visto reducida la llegada de turistas extranjeros. Esa mayor actividad también se ha traducido en mayor creación de empleo, puesto que el sector minorista madrileño ha creado 26.700 puestos de trabajo durante el primer año de aplicación de la libertad de horarios, según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa.

Ese crecimiento también lo han experimentado aquellas comunidades que han instaurado zonas de gran afluencia turística, con libertad de horarios y de aperturas en festivos. Es el caso de la Comunidad Valenciana, con un incremento de ventas del 20% y la creación de 2.000 empleos desde que puso en marcha esa zona a principios de este año.

El conflicto con Barcelona y las pymes

Las bondades que la liberalización de horarios (se ha pasado de un máximo de 72 a 90 horas semanales) y la mayor apertura de festivos (de 8 a 10 al año) no es compartida por todos los agentes del sector comercial.

El pequeño comercio, representado por la Confederación Española de Comercio (CEC), se ha mostrado contrario a este impulso liberalizador, ya que considera que no genera más empleo ni más actividad y sí más precariedad. El presidente de la CEC, Manuel García-Izquierdo, criticó recientemente la liberalización del período de rebajas, ya que al haberlo extendido a todo el año, han provocado una caída de las ventas del 10 % en verano. De ese deterioro tan solo se han librado Canarias y Baleares.

De las 14 ciudades a las que Economía impuso crear una zona con libertad de horarios total, Barcelona es la única que se ha negado. La autorización corresponde a la Comunidad y esta no la quiere aprobar porque va en contra de la restrictiva norma autonómica. Esta está recurrida ante el Constitucional, por lo que el Gobierno cree que prevalece la norma estatal.

Normas