Será la mayor privatización desde los años 90
Un hombre pasea cerca de un buzón de correos de Royal Mail.
Un hombre pasea cerca de un buzón de correos de Royal Mail.

El Reino Unido privatizará el correo postal con una colocación en Bolsa

El Gobierno británico ha iniciado los trámites formales para la salida a bolsa del histórico servicio de correos de Reino Unido (Royal Mail) mediante una oferta pública de venta de acciones (OPV) en lo que supondrá la mayor privatización acometida en el país desde los años 90, cuando se privatizaron los ferrocarriles británicos.

La operación, de la que aún no se han aportado detalles en cuanto a la cantidad y precio, incluye la entrega a los trabajadores de Royal Mail de acciones equivalentes al 10% de la compañía, mientras que el resto de la colocación se efectuará entre inversores institucionales y privados.

“El Gobierno planea desprenderse de una mayoría de las acciones actuales”, indicó el Ejecutivo. No obstante, el Gobierno precisó que se reserva cierta flexibilidad respecto al volumen de acciones que serán vendidas, puesto que puede variar en función de las condiciones de los mercados, la demanda de los inversores y el cumplimiento del objetivo de garantizar valor a los contribuyentes.

El anuncio publicado por el Gobierno al respecto de la OPV señala que la cantidad mínima solicitable en el tramo minorista será de 750 libras para el público en general y de 500 libras para los empleados de Royal Mail, bajo las condiciones del acuerdo de prioridad para trabajadores de la compañía, independiente del derecho de recibir gratuitamente acciones de Royal Mail.

Los bancos Goldman Sachs International y UBS actuarán como coordinadores globales y colocadores. Asimismo, partipciparán en la operación Barclays Bank, BofA Merrill Lynch e Investec Bank, así como Nomura International y RBC Europe. Por su parte, Lazard ejercerá labores de asesor del Gobierno británico. ó a

Normas