Royal Mail cotizará "en unas semanas"
Trabajador del servicio de correos británico.
Trabajador del servicio de correos británico. Getty Images

Londres hace oficial la privatización y salida a Bolsa de Correos

El Gobierno británico confirmó hoy la privatización del histórico servicio público de correos Royal Mail con su salida a Bolsa, al ofrecerse al mercado una participación mayoritaria.  En un comunicado remitido hoy a la Bolsa de Londres, el Gobierno informó de que Royal Mail cotizará en el parqué en las próximas semanas y que es flexible sobre la cantidad de la participación que se pondrá a la venta, si bien no ha especificado su monto.

Se trata de la mayor privatización llevada a cabo en el Reino Unido desde que John Major hiciera lo propio con el servicio de ferrocarriles en los años 90. De hecho, ni siquiera Margaret Thatcher se atrevió a privatizar Royal Mail. La operación se enfrenta a la oposición total de los sindicatos del sector, que han amenazada con la huelga si no se cumplen sus peticiones de garantías en las condiciones laborales para los próximos años.

El valor de la empresa se estima alrededor de 3.000 millones de libras, unos 2.500 millones de euros. Los 150.000 trabajadores del servicio de correos recibirán el 10% de la oferta.

El pasado julio, el ministro de Empresas, Vince Cable, había informado al Parlamento de la intención del Gobierno de coalición -formado por conservadores y liberaldemócratas- de sacar Royal Mail a Bolsa con la venta de títulos a inversores institucionales y ciudadanos en el presente año fiscal, que termina en abril de 2014.

Esta salida a Bolsa se produce en virtud de la ley sobre Servicios Postales de 2011, que permite levantar las restricciones sobre la propiedad del Royal Mail, lo que le ha dado al Gobierno luz verde para vender acciones del histórico servicio de correo.

De acuerdo con el comunicado divulgado hoy, el Gobierno tiene intención de despojarse de una participación mayoritaria y unos 150.000 empleados recibirán acciones, mientras que los residentes en el Reino Unido tendrán la oportunidad de comprar títulos.

 

Normas