Desplegará su propia red de LTE con Ericsson y Alcatel-Lucent
Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España.
Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España.

Telefónica ultima el lanzamiento del 4G en España

La primera oferta comercial llegará a través de la red de Yoigo

Sacudida en el mundo del móvil en España. Telefónica ha anunciado que va a desplegar su propia red de 4G. Un proyecto en el que Alcatel-Lucent y Ericsson como suministradores para realizar el despliegue.

La operadora ha explicado que ambas compañías tendrán que desplegar infraestructura en alrededor de 2.200 nodos en 2013, hasta alcanzar la cifra de 3.000 nodos en el primer trimestre de 2014. En el presente ejercicio el objetivo es cubrir alrededor de 60 ciudades de más de 100.000 habitantes.

Telefónica ha señalado que la banda de frecuencias en la que se desplegará inicialmente la red LTE de Telefónica en España será la de 1.800 Mhz, hasta que esté disponible la de 800 Mhz a través del dividendo digital. Las velocidades máximas de transmisión de los datos en movilidad que este primer despliegue permitirá a los clientes de Movistar serán de hasta 75 Mbps de bajada y 25 Mbps de subida.

En cualquier caso los servicios comerciales llegarán en los próximos días, a través de la red de Yoigo, merced al acuerdo entre ambas compañías establecido a principios de agosto. .

Así, Telefónica ha explicado que sus clientes podrán acceder en los próximos días, cuando se anuncie la oferta comercial 4G, a los servicios de banda ancha móvil ultrarrápida en ciudades como Madrid, Barcelona, Málaga y Valencia. En octubre los servicios 4G de Movistar sobre la red de Yoigo estarán también disponibles para los clientes de Sevilla y Alicante. Y antes de que finalice el año podrán disponer de ellos todos los usuarios en Murcia, Castellón, Zaragoza, Tarragona, Cádiz, Gerona, Córdoba, Huelva, Bilbao y el resto de capitales de provincia de más de 100.000 habitantes.

En términos generales de infraestructuras, la compañía señaló que se encuentra en un camino de profunda transformación hacia el mundo digital, que implica la simplificación de su arquitectura de red y la intensificación de los despliegues combinados de fibra óptica (FTTH) y de LTE para culminar la red de banda ancha fija y móvil más potente, completa e integrada del mercado europeo.

Telefónica invirtió en España en 2012 casi 1.700 millones de euros, aproximadamente el 40% de las inversiones totales del sector, enfocados principalmente al despliegue de redes de nueva generación. En el primer semestre de 2013, la firma ha destinado más de 627 millones para reforzar la construcción de su red Ultra BroadBand (UBB) que combina FTTH y LTE. La empresa indicó que su estrategia se centra en desarrollar una red inteligente que permita la coexistencia de las diferentes tecnologías de forma eficiente y que cubra las crecientes necesidades de conectividad de los clientes.

La cifra de inversión acumulada de Telefónica en España, dedicada especialmente al despliegue de redes de alta velocidad fija y móvil en los últimos cinco años, "supera ampliamente los 10.000 millones de euros".

En el segmento puro de fibra óptica, Telefónica precisó que acelerará el despliegue gracias, por un lado, a los recientes acuerdos alcanzados de co-inversión y de uso compartido de las infraestructuras en los edificios con Jazztel, y por otro, a un incremento del 35% de las inversiones en fibra respecto al año pasado. A finales de año el número de hogares en cobertura con fibra, que actualmente alcanza los 2,7 millones, llegará a los 3,8 millones.

La empresa también está insistiendo en la comercialización. A la conclusión de 2012 el número de domicilios con esta tecnología se ha casi duplicado en un año, para llegar a 312.000, y en el primer semestre de 2013 ya se han alcanzado los 431.000.

Gilpérez destacó que el compromiso de la compañía con España. El directivo dijo que durante el último ejercicio, la compañía aportó a la economía nacional más de 8.000 millones de euros, de los cuales unos 2.000 millones correspondieron a compras a otras empresas locales, casi 3.000 millones al pago de nóminas y otro tanto, a pagos a las administraciones públicas.

 

Normas
Entra en El País para participar