Breakingviews

¿Fin del crecimiento de Ryanair?

La mayor aerolínea de bajo coste de Europa asustó el ayer a los inversores al reducir sus expectativas de crecimiento para el año fiscal en curso, apuntando a una “bajada perceptible en los beneficios y la rentabilidad en septiembre, octubre y noviembre”.

Las noticias sobre los presuntos problemas de seguridad en Ryanair causaron un gran revuelo el mes pasado. El anuncio de ayer provocó una caída del 14% en las acciones de la empresa durante las primeras operaciones del día.

La conexión no establece una relación causa-efecto. Ryanair, que no se prestó a hacer declaraciones, insiste en que la inesperada debilidad no está relacionada con el debate sobre la seguridad. Culpa a la mayor competencia, la mala situación económica en Europa y la debilidad de la libra esterlina.

Los titulares sobre problemas de seguridad podrían haber dejado por el camino a algunos pasajeros

Ryanair tiene un historial de seguridad que se ha mantenido impecable durante 29 años y su supervisor, la Autoridad de Aviación de Irlanda, ha dicho que se encuentra “a la par con las aerolíneas más seguras de Europa.”

Sin embargo, la explicación de la compañía sobre su revisión de beneficios es solo parcialmente convincente. No se enfrenta a competencia directa en el 80% de sus rutas. La debilidad económica de Europa tampoco es una justificación demasiado convincente, ya que la zona euro está saliendo de la depresión y ha emprendido el camino hacia una lenta recuperación.

Esto parece indicar que la debilidad del grupo irlandés se debe a factores específicos de la empresa y que no es un indicador de tendencia de la industria. Como poco, los titulares sobre posibles problemas de seguridad pueden haber dejado por el camino a algunos pasajeros.

Sin embargo, alrededor de 81 millones de personas –entre un 2% y un 3% más que en 2012–volarán este año con Ryanair. En el tercer y cuarto trimestre, la aerolínea planea atraer clientes con descuentos agresivos. Esta y otras medidas mitigarán el impacto negativo de las malas noticias de esta semana. Pero el modelo de ofrecer vuelos súper baratos de un aeropuerto remoto a otro puede haber alcanzado su punto de saturación antes de lo previsto. El objetivo de Ryanair de transportar a 110 millones de pasajeros en 2019 ha pasado a ser un poco más difícil de alcanzar.

Normas
Entra en El País para participar