El G-20, la actuación de los bancos centrales y las elecciones alemanas marcan el mes
Imagen de la cotización del Ibex en la Bolsa de Madrid.
Imagen de la cotización del Ibex en la Bolsa de Madrid. EFE

Septiembre acaba con la calma bursátil y enfrenta los mercados a la realidad

El conflicto sirio continúa cotizando.

El buen tono que han mantenido en general los mercados durante el periodo estival, en fuerte contraste con los convulsos veranos de 2011 y 2012, se pondrá a prueba a partir de hoy. El arranque de septiembre, un mes plagado de relevantes citas macroeconómicas, y el incremento del volumen de negocio que se produce en los parqués tras el periodo vacacional prometen convertirse en una verdadera prueba de fuego para los mercados que, de hecho, ya comenzaron a mostrar sus dudas en forma de números rojos en las últimas sesiones de agosto.

La vuelta al curso político y a los cónclaves macroeconómicos no se hará esperar. Este jueves, primero de mes, se reúne de nuevo el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo cuyo presidente, Mario Draghi, adelantó en julio que espera “que los tipos se mantengan en niveles actuales o inferiores durante un tiempo prolongado”, dejando una puerta abierta a nuevas bajadas del precio del dinero. Una posibilidad que sigue dividiendo al consejo, cuyo representante austriaco ya avanzó en Jackson Hole que no ve necesarias nuevas revisiones a la baja.

El mismo día arranca en San Petersburgo la reunión del G-20, que continuará el viernes, y en la que los líderes mundiales tratarán entre otros temas el futuro de los programas de estímulos, principalmente el de la Reserva Federal. Aunque no se esperan nuevas noticias al menos hasta la próxima cita de la Fed, prevista para los días 17 y 18, resultarán claves los datos estadounidenses de empleo y prestaciones de paro de agosto, que se publican el viernes.

Las políticas de los bancos centrales, su efecto en la recuperación de occidente y el impacto que puedan tener en las economías emergentes, con la inquietud asiática ilustrada por una rupia en mínimos, formarán parte del debate.

La regulación de la denominada “banca en la sombra”, el sistema de fondos y sociedades ajenas a las entidades de crédito que maneja unos 60.000 millones de transacciones al año, será otro de los puntos centrales del G-20, según avanza Reuters.

Más allá de esta primera semana, y siguiendo con la referida cita de la Fed, la agenda otoñal viene con el 22 de septiembre marcado en rojo con motivo de las elecciones alemanas.

Aunque la canciller Angela Merkel y su compromiso con la austeridad europea aparece como la apuesta ganadora en la mayoría de las encuestas, los ciudadanos del Viejo Continente y los inversores de medio mundo estarán atentos a la conformación del nuevo Gobierno alemán. Y de fondo, mientras tanto, seguirá cotizando el convulso ambiente prebélico en Siria.

Normas