El comercio al por menor registra una bajada anual del 2%
Rebajas en una tienda de El Corte Inglés en Madrid.
Rebajas en una tienda de El Corte Inglés en Madrid. EFE

Las ventas minoristas siguen bajando aun con rebajas

Las ventas minoristas suman 37 meses consecutivos bajo 0, aunque la tasa interanual registrada en julio del -2% es la más moderada de los dos últimos años. El principal factor relacionado con la disminución de la caída es el periodo de rebajas que se inauguró oficialmente en la mayoría de las comunidades autónomas el día 1 del mes pasado. Sin embargo, este clásico incentivo estival al consumo no ha logrado sacar a flote el Índice de Comercio al por Menor publicado ayer por el Instituto Nacional de Estadística.

Este indicador se construye en base a precios constante, que elimina el efecto de la inflación, y su declive en julio fue casi 5 puntos inferior al anotado en junio (-6,9%). Pero si se coge la misma tasa de julio con la corrección de efectos estacionales y de calendario (-3,8%), la disminución de la caída es menor, de 3 puntos.

Las rebajas han repercutido en la evolución de este índice en julio. Aunque de manera insuficiente para alcanzar tasas positivas en las ventas, sí se ha apuntado un crecimiento del 0,9% de junio a julio en la tasa de ocupación general, que incluye todos los modos de distribución. No obstante, en la comparativa interanual la evolución es negativa: se reducen los puestos de trabajo en este sector en un 1,7%. La gran caída la anotan las estaciones de servicio que registran una pérdida de ocupación del 4,4%.

Y es que el comercio al por menor, como otros tantos sectores, se ha enfrentado en los últimos tres años a dos subidas del IVA. La primera el 1 de julio de 2010, bajo el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero y la segunda el 1 de septiembre de 2012, de mano del ejecutivo de Rajoy. La primera supuso un aumento del tipo del 16 al 18% y la segunda representó la mayor subida del IVA, de tres puntos, del 18 al 21%, desde su implantación en 1986.

De nuevo en julio, con respecto al mismo mes del año anterior, la venta de productos de alimentación al por menor es la que menos disminuye en un 0,9%, y el comercio minorista de equipamiento del hogar, muy ligado al declive del sector de la construcción, el que registra una mayor caída del -6,5%. Si se analiza este índice por los distintos modelos de venta, las grandes cadenas son las únicas que incrementan su cifra de negocio en 1,4% interanual.

Por comunidades autónomas, solo los archipiélagos (Baleares y Canarias) registran un crecimiento del comercio minorista del 3,5% y del 1,9% respectivamente, en parte gracias al gran flujo de turistas extranjeros que reciben ambas regiones. El resto anotan tasas negativas, siendo País Vasco y Murcia las peor paradas con unas reducciones de las ventas del 5,7% y del 5,6% cada una.

Normas