Exigen una mejora sustancial de salarios en EE UU
 Los trabajadores de los restaurantes de comida rápida reclaman una subida de sueldos manifestándose frente a un Burger King en Hartford, Connecticut, EE.UU. La industria de la comida rápida, que emplea a 2,4 millones de personas en Estados Unidos, se ha declarado hoy, 29 de agosto de 2013, en huelga en al menos treinta y cinco ciudades, informaron los organizadores.
Los trabajadores de los restaurantes de comida rápida reclaman una subida de sueldos manifestándose frente a un Burger King en Hartford, Connecticut, EE.UU. La industria de la comida rápida, que emplea a 2,4 millones de personas en Estados Unidos, se ha declarado hoy, 29 de agosto de 2013, en huelga en al menos treinta y cinco ciudades, informaron los organizadores. EFE

Las plantillas de McDonald's y Burger King acuerdan ir a la huelga

Los trabajadores del sector de restaurantes de comida rápida en Estados Unidos comenzarán este jueves una huelga reclamando un aumento del salario, ya que quieren pasar a cobrar 15 dólares la hora en vez de 8,94 dólares que están ganando actualmente.

Empleados de McDonald's Corp, Wendy's Restaurants LLC , Burger King Worldwide Inc y otros restaurantes de comida rápida han informado que interrumpirán sus tareas en 50 ciudades del país estadounidense.

Además, han anunciado que quieren formar sindicatos y negociar salarios más altos con sus empleadores sin enfrentar represalias de franquicias o casas centrales. El salario promedio actualmente de trabajadores de las cadenas de comida rápida más conocidas es de 8,94 dólares la hora.

Un organizador comunitario de Saint Louis, Martin Rafanan, ha dicho que los empleados de McDonald's y Wendy's de esa zona cobran el salario mínimo, 7,35 dólares la hora de trabajo.

“Si se paga 7,35 la hora y se emplea a alguien por 20 ó 25 horas a la semana, ese trabajador está llevando a casa unos 10.000 dólares por año. No se puede vivir con eso”, declara Rafanan.

La Asociación Nacional de Restaurantes de Estados Unidos ha informado en un comunicado que, “el sector da trabajo a 13 millones de estadounidenses y que las negociaciones sobre salarios deberían basarse en hechos”.

“Solo el 5% de los empleados de restaurantes ganan el salario mínimo y son predominantemente trabajadores de media jornada donde la mitad de ellos son adolescentes”, ha declarado el vicepresidente ejecutivo de asuntos de política y gubernamentales de la asociación, Scott DeFife. |

Normas
Entra en El País para participar