2012 cerró con 57,7 millones de turistas
El alquiler de particulares arrasa en vacaciones

El alquiler de particulares arrasa en vacaciones

Entre enero y julio llegaron a España más de 34 millones de turistas

La situación augura un año mejor que 2012, que cerró con 57,7 millones de llegadas

Vivimos el mejor verano de la historia en lo que a turismo se refiere. La convulsa situación que atraviesa Egipto y la guerra de Siria han ayudado a apuntalar el trasvase de llegadas de extranjeros experimentado los últimos años, que apuestan cada vez con más ímpetu por España. Entre enero y julio llegaron al país 34 millones de turistas, una cifra récord que permite pensar que este año se rebasarán los 57,7 millones con que se cerró 2012.

El tirón turístico no ha pasado inadvertido entre empresarios de otros sectores o incluso entre particulares. No resulta complicado encontrar por las calles de las ciudades más visitadas o por internet anuncios de viviendas en alquiler. El suculento provecho que se le puede sacar al inmueble (un apartamento en zona de playa puede superar fácilmente los 1.000 euros por semana) está seduciendo a propietarios con problemas para pagar su letra o simplemente con ganas de aumentar el rendimiento de su piso.

Según un reciente estudio del portal de viajes Trip Advisor, el alquiler vacacional sigue siendo una de las opciones más valoradas por los viajeros para sus vacaciones. El porcentaje de españoles interesados en alquilar una vivienda ha aumentado este año un 26% respecto a 2011: uno de cada cuatro eligen esta modalidad, que sigue situándose en segundo lugar en las preferencias de alojamiento de los viajeros frente a las habitaciones de hotel. Asimismo, el 70% de los encuestados asegura haber alquilado alguna vez una propiedad para pasar las vacaciones.

El alquiler de particulares arrasa en vacaciones

“La situación económica actual y el ahorro son los principales motivos por los que se considera una estupenda opción de alojamiento”, indica Blanca Zayas, portavoz de Trip Advisor España. “Es una alternativa que muchas veces ofrece más ahorro, libertad y comodidad que otras opciones”, apunta.

Más de la mitad de los encuestados (60%) confiesa que la crisis hace más atractivo todavía el alquiler de apartamentos, ya que sus precios son más asequibles que el de los hoteles. Es precisamente el menor coste de esta opción de alojamiento lo que mueve a la mayoría (85%) de quienes apuestan por el alquiler, que también valoran la libertad que ofrece y el ahorro en comida.

Gobierno y hoteleros, juntos contra los ‘pisos pirata’

Alquilar el piso en vacaciones es una actividad perfectamente legal... siempre que se tribute por ello (IVA, IRPF, tributos locales) y se pasen los filtros de calidad impuestos por la Administración (sanidad alimentaria, seguridad contra incendios, piscinas, etcétera). La patronal de hoteleros Cehat, así como otras asociaciones empresariales europeas, lleva tiempo pidiendo una regulación de los alquileres privados para combatir el intrusismo de los inmuebles que se saltan estos peajes.

El Gobierno excluyó en junio de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) el uso turístico de “la cesión temporal (...) de una vivienda amueblada”. Es decir: los derechos y obligaciones de los apartamentos ya no los fija el Estado, sino que serán las comunidades autónomas las encargadas de legislar. Cataluña ya ha puesto en marcha una normativa más restrictiva, y la Comunidad de Madrid ha anunciado que se dispone a hacerlo.

La fuga de capital es una de las razones que esgrime Cehat en su denuncia de los llamados pisos pirata. “Muchas de las viviendas en alquiler pertenecen a ciudadanos extranjeros y son alquiladas por turistas también de fuera de España. Cuando esta transacción se produce por medio de una web extranjera y se ingresa en cuentas de particulares no registrados en España, el dinero no pasa por el país”, subraya la asociación en un comunicado.

Normas