Pequeños gigantes
Estación de tren de Puente Genil (Córdoba).
Estación de tren de Puente Genil (Córdoba).

Con el horizonte en África y Latinoamérica

La sevillana Grupo Plaza cumple un cuarto de siglo con proyectos en el ámbito de las telecomunicaciones, la energía y la construcción en mercados emergentes

Agrupa a empresas de carácter tecnológico dedicadas a la ingeniería, instalación y mantenimiento de proyectos en el campo de las telecomunicaciones, la energía y la construcción.

Grupo Plaza comenzó a operar en 1988 en Sevilla con la tecnología de comunicación como principal área de actividad, que con los años ha extendido a la gestión de iniciativas de diversa índole y envergadura, sobre todo relacionadas con el equipamiento e infraestructuras de edificaciones y complejos empresariales e industriales.

En la actualidad, desarrolla proyectos tecnológicos de vanguardia para industrias, comercios, Administraciones públicas, empresas concesionarias, entidades financieras, promotoras y de construcción o compañías de servicios, y se ha convertido en un referente empresarial que ha trascendido su lugar de origen, Andalucía.

Plaza siempre ha sido una empresa rentable, no ha sufrido situaciones de crisis graves. “Somos una compañía saneada con muchos años de experiencia en el mercado y con capacidad para acometer proyectos en cualquier lugar”, apunta Manuel Muñoz, socio director y uno de los tres fundadores que se mantienen al frente de la empresa, cada uno dedicado a un área de actividad.

En 2010, el grupo decidió abrirse a los mercados exteriores

“Nuestra vinculación con los clientes es muy personal, procuramos darles el servicio más completo e integral posible, como lo demuestra el hecho de que trabajamos con algunos de ellos desde hace muchos años”.

Los efectos de la crisis se hicieron notar sobre todo a partir de 2010 y, como otras muchas compañías, tomaron la decisión de abrirse al exterior. Muñoz cree que en estos momentos las empresas están obligadas a salir fuera: “Aquel que piense que, a día de hoy, va a encontrar suficiente negocio dentro de la economía nacional, se equivoca.”

La crisis está afectando sobre todo a los márgenes, que en muchos proyectos, asegura, rayan con el mantenimiento puro y duro de la actividad: “Estamos llegando a límites insospechados”. Respecto a “los años gloriosos”, 2005-2006, “los márgenes se han reducido hasta un 35%”, comenta.

No obstante, no tienen motivos de queja: acaban de inaugurar en Sevilla el nuevo call center de un cliente, Teleperformance, con las instalaciones más modernas de España, dotado de avanzada tecnología para la prestación de servicios de BPO (outsourcing de tareas de oficina). El edificio ha sido construido por Grupo Plaza en un plazo de ocho meses, ocupa 4.000 metros cuadrados y ha supuesto una inversión de cuatro millones de euros.

Fibra óptica en el hogar, un negocio suculento

La instalación de fibra óptica en las viviendas va a atraer “suculentas inversiones en los próximos dos o tres años”, opina Manuel Muñoz. Y Grupo Plaza va a participar en ese negocio de la mano de los principales operadores.

Las telecomunicaciones son, desde sus inicios, una actividad importante para la empresa. En 1990 instaló los centros emisores para el desarrollo de la televisión privada en Andalucía occidental.

A partir de 1995 empezó a trabajar con Airtel; más tarde, con Vodafone, con quien desplegó gran parte de su red de cobertura, y también destacó en su momento la red de cobertura del AVE Madrid-Sevilla, con la distribución de señal en los túneles a través de repetidores, antenas o cables radiantes.

Y, de momento, les va muy bien fuera de España. En Marruecos, por ejemplo, han finalizado, hace apenas un mes, el proyecto Agropôle de Berkane, el complejo agroindustrial más importante de este país hasta la fecha, que ha necesitado una inversión de 12,5 millones de euros.

Las instalaciones, equipadas con las últimas tecnologías y sistemas punteros en materia de energía, seguridad y control y telecomunicaciones, están preparadas para el tratamiento de productos agroalimentarios, logística, control de calidad, actividades terciarias, I+D+i y formación.

El Agropôle de Berkane consolida la actividad de Grupo Plaza en Marruecos, donde la empresa también está desarrollando otros proyectos, como la rehabilitación de la medina de Tetuán, una iniciativa transfronteriza público-privada hispano-marroquí, o la implantación en Casablanca de sistemas tecnológicos para Atacadao, compañía de origen brasileño gestionada en Marruecos por la multinacional francesa Carrefour.

Por otro lado, Grupo Plaza está en proceso de iniciar nuevos proyectos en Tánger y Oujda y colabora en la internacionalización de empresas a través del centro de negocios Tánger Plaza, que pretende ser una lanzadera para firmas extranjeras que necesitan espacios de trabajo en Marruecos.

“En los próximos años, tal y como está la situación aquí, vamos a desarrollar más, si cabe, los planes en Marruecos, un país que nos está dando muchas satisfacciones”, afirma.

La pyme sevillana también estudia su incursión en el mercado tunecino, así como proyectos en Argelia, Guinea Ecuatorial y la entrada en Latinoamérica, donde esperan empezar a desarrollar proyectos próximamente, sobre todo en Colombia, Perú, Chile y México. “La idea es trabajar para compañías que son nuestros clientes en España pero también tienen sede fuera. Queremos acompañar a las empresas que salen a otros países”, concluye Muñoz.

Datos básicos

Grupo Plaza sigue dirigido por los socios fundadores. En la imagen, Manuel Muñoz.
Grupo Plaza sigue dirigido por los socios fundadores. En la imagen, Manuel Muñoz.

Negocio exterior
Actualmente, la actividad internacional aporta a la empresa el 20% de su facturación. Y sigue en aumento. En cualquiera de las actividades que desarrolla, Grupo Plaza concentra su potencial en implementar proyectos sostenibles y económicamente eficientes. “Nuestra plantilla está formada por personal con mucha experiencia”, afirma Muñoz.

Clientes
Los proyectos que acomete suelen ser de gran tamaño, también sus clientes. Entre ellos figuran Aena, Inabensa, Construcciones Sando, Azvi, AC Hotels, Renfe, Alcatel España, Autopistas Aumar, Abertis o Vodafone, la Junta de Andalucía y varios ayuntamientos. La compañía hispalense mantiene con ellos su línea de trabajo en materia de telecomunicaciones, edificación de espacios de trabajo, sistemas energéticos, seguridad y gestión.

Compromiso
Si algo define a Grupo Plaza es su compromiso con los clientes, asegura Manuel Muñoz, uno de los tres fundadores de la empresa. “Hacemos nuestros sus proyectos y procuramos no limitarnos a cumplir solamente unos requerimientos o características, sino que nos comprometemos para que nuestros clientes salgan realmente satisfechos de lo que hacemos en cada una de nuestras especialidades”, precisa.

Oficinas
El grupo sevillano tiene tres oficinas en España, en Sevilla, Málaga y Madrid, y una en Tánger (Marruecos). En cuanto a la plantilla, que ha tenido que ajustar, se compone en estos momentos de más de 100 empleados, si bien aumenta su tamaño en función del proyecto que desarrolle.

Normas