La City

Alzas sin los que deciden

La buena marcha que registran los mercados en el mes de agosto nada tiene que ver con la agonía de los dos pasados veranos. El Ibex cerró la semana con una caída del 1,5% pero acumuló otras cinco de subidas consecutivas. Una mejoría que tiene argumentos de base a sus espaldas pero que, con los bajos volúmenes de agosto, deberá verse confirmada en el mes de septiembre, cuando además ya habrán vuelto de vacaciones los gestores que de verdad deciden. En las mesas de operaciones no dejan pasar las oportunidades de obtener ganancias estos días pero reconocen también que las grandes decisiones se tomaron en julio, con la idea de pasar un agosto tranquilo y no dejar cabos sueltos. La hora de la verdad llegará en septiembre, con todos los operadores ya al pie del cañón.

Normas
Entra en El País para participar