QBE se encarga de la responsabilidad civil
Viajeros en un andén del AVE.
Viajeros en un andén del AVE.

La aseguradora de Renfe paga los anticipos a la mitad de los afectados por el accidente

La aseguradora QBE Insurance Europe, que asume el seguro de responsabilidad civil de Renfe, ha pagado la mitad de los anticipos solicitados por los perjudicados del accidente del pasado 24 de julio en Santiago de Compostela en el que murieron 79 pasajeros y resultaron heridos más de 150.

A un día de cumplirse un mes del siniestro, QBE ha recibido 77 solicitudes de anticipos y ha procedido al pago de 38, mientras que el resto se abonará en los próximos días, ha afirmado la aseguradora en una nota de prensa.

QBE ya depositó el pasado 31 de julio de forma voluntaria 2,75 millones de euros en la cuenta de consignaciones y depósitos del Juzgado de instrucción número 3 de Santiago de Compostela para “adelantar algunos pagos y ayudar a los damnificados a atender las necesidades económicas más inmediatas”.

Las cantidades anticipadas son de 25.000 euros por pasajero para los casos de fallecimiento, de 5.000 euros para los de hospitalización superior a ocho días, de 1.500 euros para los de hospitalización inferior a ocho días, y de mil euros para los de pasajeros lesionados que no hayan precisado ingreso y de quienes sólo hayan sufrido daños materiales.

El pago de estas cantidades, recuerda QBE, corresponde al seguro de responsabilidad civil de Renfe Operadora y no tienen nada que ver con las indemnizaciones del seguro obligatorio de viajeros, que siguen otro cauce.

Para agilizar el cobro de estos anticipos, QBE ha puesto todos los recursos humanos y tecnológicos necesarios para activar un protocolo de gestión que permite gestionarlos a través de cualquier oficina comercial de Renfe.

Hasta la fecha, ha subrayado la aseguradora, no ha recibido ni una sola queja de los afectados, sino “muestras de agradecimiento por la agilidad y facilidad del proceso”. EFE

Normas