Las de Cemusa y Logística están a punto y quiere colocar FCC Energía antes de fin de año
Puesto de venta de prensa de Cemusa en Nueva York.
Puesto de venta de prensa de Cemusa en Nueva York.

FCC ultima una oleada de ventas en pleno proceso de refinanciación

El grupo espera el permiso para soltar el negocio de agua en la República Checa y Proactiva Uno de los objetivos es encauzar la desinversión en FCC Energía antes de final de año

El grupo prevé para noviembre la refinanciación de 5.000 millones de deuda

FCC enfila un final de año clave para el desarrollo de su plan estratégico 2013-2015. El grupo de infraestructuras y servicios se ha impuesto cerrar las ventas de la filial de mobiliario urbano Cemusa y de FCC Logística en las próximas semanas, dentro de un plan de desinversiones valorado en algo más de 2.000 millones de euros. Los dos activos cuentan con potenciales compradores y habrá una negociación en firme con ellos a la vuelta de agosto.

En lo que toca a otros dos procesos por rematar, se espera que la Comisión Europea dé el visto bueno antes del 14 de septiembre al traspaso del 49% de la checa SmVak, especializada en la gestión del ciclo del agua, a la japonesa Mitsui por 97 millones de euros. Y a lo largo de este otoño deberían materializarse los permisos de las autoridades de distintos países para la venta del 50% de la firma de servicios Proactiva a Veolia, titular del otro 50%. Con esta última operación FCC ingresará 150 millones.

Mientras el grupo hace caja a través de operaciones ya pactadas y encarrila las de Cemusa y Logística, va a lanzar su desinversión en FCC Energía, con activos en eólica, fotovoltaica y termosolar. La dirección del grupo trabaja en la reestructuración de la financiación de cada una de las plantas tras el cambio regulatorio impulsado con la reforma energética del Gobierno. Se trataría de ajustar los costes financieros y ampliar vencimientos para hacerlas viables. Tras la citada reforma, la banca se va a ver obligada a soltar cuerda con todo el sector de las renovables.

En el calendario de la reconversión de FCC se da por descontado que la filial de energía saldrá del grupo este mismo año. La intención es colocarla en un solo paquete y no por plantas. También en este 2013 va a iniciarse la búsqueda de compradores para concesionaria de infraestructuras Globalvía, en la que se reparten el capital FCC y Bankia. Dos fondos, el holandés PGGM y el canadiense OPTrust, comprometieron aportaciones en Globalvía hasta por 750 millones y están aún por convertirlas en capital. El guión marcado por Béjar fija la salida de la concesionaria en 2014.

Realia, para la salida de la crisis

Como plato fuerte, y seguro el más difícil de cocinar, FCC se deja para 2015 la tarea de traspasar su participación en la inmobiliaria Realia, en la que también se reparte el capital con Bankia. En este caso, se ha ido comunicando a los analistas que se comenzará con la búsqueda de inversores el próximo año.

El adelgazamiento de FCC viene dado por un plan de negocio que pretende centrar a la compañía en las actividades de construcción y servicios urbanos. El perímetro de consolidación será menor, al igual que la facturación (7.900 millones anuales frente a los 12.000 millones de 2011), pero se pretende volver a un ebitda de unos 1.200 millones y al terreno de beneficios.

En el objetivo de desterrar toda incertidumbre, también se está negociando desde principios de año con la banca una refinanciación que cubra toda la deuda corporativa de la compañía. Se han metido en el mismo saco créditos y líneas bilaterales con vencimiento en los tres próximos años en busca de un sindicado, que podría tener varios tramos, con fecha de amortización en 2017.

El saneamiento de activos a través de provisiones que han supuesto duras pérdidas, la suspensión del dividendo, el ajuste de personal y las citadas desinversiones, así como el compromiso de reducción de deuda, están dirigidos a allanar el acuerdo con la banca, a la que se quiere presentar un plan de negocio sostenible a largo plazo.

 

Ofertas por dos filiales de servicios en EE UU

No figuraba en el guión inicial, pero el grupo FCC está por la labor de sumar dos de sus empresas en Estados Unidos a la lista de activos en venta. Se trata de Hidrocarbon Recovery Services e Internacional Petroleum Corp. of Delaware, ambas adquiridas en marzo de 2008 y sobre las que pesa un crédito de casi 190 millones de dólares.

Fuentes solventes aseguran que FCC ha recibido ofertas no solicitadas por ellas, lo que ha hecho considerar la desinversión a la vista de que no había grandes previsiones para el desarrollo del grupo en el sector auxiliar del petróleo al otro lado del Atlántico.

El grupo que controla Esther Koplowitz y preside Esther Alcocer sigue apostando por Estados Unidos, pero enfocando el desarrollo en el gigante norteamericano hacia las actividades de construcción y gestión del agua.

La adquisición de estas dos filiales norteamericanas se produjo en un momento de expansión para la empresa, que ya había realizado notables inversiones en el sector cementero también en EE UU. Se trataba de forzar el desarrollo de FCC Environmental en el negocio de la recogida y tratamiento de aceites y residuos de hidrocarburos. El plan pasaba por liderar ese nicho de negocio en el centro y la costa este norteamericana, convirtiéndose en el segundo gestor de residuos relacionados con el petróleo de Estados Unidos.

FCC pagó 110 millones de euros por Hidrocarbon Recovery Services y otros 12 millones por la más modesta Internacional Petroleum.

Negocios alejados de la actividad principal

- FCC ha captado unos 300 millones de euros con sus últimas desinversiones y ha desconsolidado 620 millones de deuda por la quiebra de Alpine. El plan estratégico tiene entre sus objetivos la reducción de la deuda neta del grupo hasta los 5.200 millones, desde los 7.900 millones del cierre de 2012.

- Con el traspaso de Cemusa y FCC Logística prácticamente desaparecerá la división llamada Versia, enfocada a distintos tipos de servicios que dejaron de ser estratégicos.

- Cemusa es la parte más atractiva de lo que queda de la citada Versia, especialmente si se consolida la recuperación del mercado publicitario en países como Estados Unidos. Aportó 123 millones en ventas en 2012 y los analistas la valoran en torno a esa cifra. La firma, presente con su mobiliario urbano en España, Estados Unidos, Italia, México, Panamá o Costa Rica, entre otros páises, tiene como principal referencia el contrato por 20 años para el diseño, instalación, mantenimiento y explotación del mobiliario urbano de Nueva York. Otros contratos importantes están en Boston, Milan, Madrid, Barcelona, San Sebastián o Valencia, entre otras ciudades.

JCDecaux y Clear Channel son los dos grandes rivales en el sector. Fuentes del mismo dan por seguro que ambas manifestará interés por hacerse con Cemusa.

- FCC Logística factura 255 millones al año y tiene una plantilla de unas 4.000 personas. Sus servicios se dirigen especialmente al transporte de carga y a los sectores de automoción, farmacia y consumo.

Normas