La transacción ha sido asesorada por Deutsche Bank
Grupo ADO, segundo operador de autobuses de México, compra Avanza Ampliar foto

Grupo ADO, segundo operador de autobuses de México, compra Avanza

La firma de capital riesgo Doughty Hanson, dueña hasta ahora, recupera los 600 millones que invirtió

Avanza reestructuró su deuda en mayo tras emitir 490 millones en bonos

La sociedad de capital riesgo Doughty Hanson ha formalizador la venta del Grupo Avanza, el principal operador de autobuses urbanos y de estaciones en España, y el segundo en transporte interurbano, al grupo mexicano ADO, segunda del sector en su país. Avanza mantendrá su estructura y dirección actual.

Pese a no haber especificado las cantidades de la venta, fuentes conocedoras de la misma aseguran que la dueña de Avanza no ha perdido dinero con la operación, supervisada por Deutsche Bank. Doughty Hanson adquirió Avanza en 2006 por un precio de 600 millones de euros en la que fue su primera operación de inversión en España. Entonces, la empresa de transportes estaba formada por la integración de Auto Res, Vitrasa, Transportes Urbanos de Zaragoza y La Sepulvedana. El grupo estaba compuesto por una plantilla de unos 3.000 trabajadores y una flota de 1.00 vehículos, con 173 millones de pasajeros transportados en 2006. A cierre de 2012, contaba ya con más de 5.200 empleados, 1.885 autobuses y un total de 225 millones de pasajeros transportados. Además gestiona 25 de estaciones de largo recorrido, como la Estación Sur de Madrid.

El fondo inversor inició el proceso para deshacerse de Avanza en 2010, algo que logró sin éxito pese a haber llegado a recibir ofertas en el entorno de los 900 millones de euros, según informaron entonces fuentes del sector. La deuda, además de la situación económica general, suponía un lastre. Los compromisos con bancos ascendían a 420 millones a cierre del ejercicio 2011, último con datos en el Registro Mercantil, además de unas obligaciones a corto plazo con terceros de 10 millones. Según el informe de gestión, Avanza cerró los ejercicios de 2010 y 2011 con pérdidas de unos 30 millones.

Refinanciación

La apertura de la concesión de líneas, primer reto para ADO

La compañía mexicana dueña desde ahora de Avanza se topará con un renovado escenario en el transporte terrestre en España, fruto de dos importantes novedades.

El Gobierno aprobaba a principios de julio la nueva Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT), que sustituye la legislación que regulaba el transporte de mercancías y pasajeros por carretera desde 1987. La nueva norma elimina la intermediación y buena parte de la burocracia para la contratación de servicios de transporte por carretera, y la adapta a la normativa europea. No será la única novedad. Precisamente Bruselas daba la razón al grupo Globalia, presidido por Juan José Hidalgo, que impugnó los concursos de concesión de las líneas regulares de autobús por favorecer a las grandes compañías del sector, entre ellas Alsa y la propia Avanza. Hasta ahora, los pliegos daban una opción preferencial a estas compañías para renovar los servicios, lo que, según Bruselas, limita la entrada de nuevos operadores. Uno de los más interesados es, precisamente, Globalia. El transporte por carretera fue, de hecho, el germen de la empresa de Hidalgo.

El proceso de refinanciación de la deuda, que culminó en mayo con una emisión de bonos a ocho años por un valor de 490 millones, ha sido clave para cerrar la operación con el Grupo ADO, según las mismas fuentes conocedoras de la misma, que aseguran que Avanza es una compañía “completamente saneada”.

El representante de Doughty Hanson en España, Francisco Gutiérrez Churtichaga, afirmó ayer en un comunicado que desde la adquisición, “Avanza ha navegado con éxito en unas condiciones económicas sin precedentes en España”.

El director general de la compañía de autobuses, Jesús López Torralba, afirmó que “esta es una operación satisfactoria para todas las partes, pero de manera particular para los empleados y los pasajeros de Avanza. La llegada del Grupo ADO es garantía de calidad y de estabilidad”.

Éste, fundado en 1939, está compuesto por capital 100% mexicano, y es la segunda más importante del país en el transporte de pasajeros, solo superada por el Grupo Iamsa. ADO mantendrá el equipo gestor de Avanza. Según un portavoz sin identificar de la compañía mexicana, “tenemos absoluta confianza en el grupo directivo actual de Avanza y estamos convencidos que su experiencia aportará buenas prácticas a nuestra operativa tanto en México como en España”.

El movimiento de la compañía norteamericana supone el primer paso a nivel internacional, ya que hasta ahora solo opera en México. Allí cubre más de 1.500 destinos con una flota superior a 6.000 autobuses y 20.000 empleados. Sin embargo, el Grupo ADO no facilita ni publica datos sobre su volumen de negocio o su situación financiera.

La vendedora, una firma de capital riesgo con más intereses en España

La firma de capital riesgo Doughty Hanson se hacía notar por primera vez en España a finales de 2006, cuando ganó la partida a otras sociedades de este tipo como Apax o CVC en la puja por el Grupo Avanza, que ahora vende recuperando los 600 millones que invirtió entonces. Lo hacía apenas cuatro meses después de instalarse en el país, un periodo reducido para el tiempo que suelen tomarse este tipo de sociedades para actuar por primera vez en un nuevo mercado. Ahora, la compañía que protagonizó su primera operación desaparece de su cartera, pero Doughty Hanson, fundada en 1985 y con sede en Londres, sigue teniendo importantes intereses en España, concretamente, en el campo de la salud. Entre sus propiedades se encuentran el grupo resultante de la fusión entre las clínicas Quirón y USP Hospitales, operación que culminó en marzo de 2012 creando el mayor grupo de salud privada de España. Doughty compraba un mes antes a Barclays y Royal Bank of Scotland las clínicas USP por 355 millones de euros. En total, posee un 65% de la sociedad resultante.

Normas
Entra en El País para participar