Ser emergente ya no mola

Ser emergente ya no mola

En España -harto tenemos con lo nuestro- la historia ha pasado un poco de refilón. Pero los últimos años, es decir desde que el euro ha estado amenazado de muerte, han sido el gran momento de los mercados emergentes. El dinero barato proporcionado por el BCE, la Fed y otros bancos centrales durante la crisis alimentó la sed de crédito en Sudamérica, el Sudeste asiático, la India y partes de África.

Según Bloomberg, en los últimos cuatro años han volado a los mercados emergentes fondos de inversores por valor de unos tres billones de euros. Y puede que, con la excusa de la retirada de los estímulos de la Fed, el dinero empiece a regresar a sus lugares de origen, provocando una intensa tormenta financiera.

Los nubarrones empiezan a ser evidentes estos días y, como suele ser habitual en los mercados financieros, el efecto manada acelera y exagera los movimientos. La Bolsa de Indonesia cayó esta madrugada un 5%. La divisa de Brasil, que ha caído un 20% en cuatro meses, está en mínimos desde 2009, al igual que el rand de Sudáfrica. Las alarmas han saltado también en la India, con la rupia cayendo de la mano de la Bolsa de Bombay y la deuda a 10 años cotizando en el 9%, tras subir 100 puntos básicos en pocas sesiones.

Aunque el detonante más claro ha sido la amenaza de la Fed de retirar liquidez, hay más elementos, y China es el mayor condicionante. El ecosistema de estos últimos cuatro años para los mercados emergentes era sencillo: Europa y Estados Unidos prestaban dinero; China (y, en menor medida, otros emergentes) ponían la demanda. El riesgo de que la economía china se recaliente (exceso de inversión, brubuja inmobiliaria, créditos fallidos… lo habitual) lleva en el mercado bastante tiempo. En la última encuesta de gestores de fondos de Bank of America, el mayor riesgo es China. La sensibilidad de los mercados hacia el país quedó demostrada el pasado mes con la repentina subida de los tipos interbancarios.


Los emergentes ya no se perciben como un lugar rentable y relativamente seguro donde invertir; los riesgos son relevantes precisamente porque fluyó mucho dinero hacia estos países, y en España ya sabemos lo que pasa cuando cierran el grifo del dinero extranjero. Más que una crisis estructural, hoy por hoy vemos un cambio de modelo, de sentimiento inversor. Quedan los dos grandes interrogantes: hasta qué punto esto derive en una crisis financiera (lo que dependerá, seguramente, de lo que pase en China) y el efecto sobre la periferia del euro, es decir, España e Italia.

Música contra la crisis. Porno for Pyros, Pets

Sígueme en Twitter @Nuno_Rodrigo5 o pinchando aquí

Comentarios

Tiene usted más razón que un santo, cuando acaben los estímulos veremos la realidad.
08/20/2013 07:29:58 PM

Comentarios

Tiene usted más razón que un santo, cuando acaben los estímulos veremos la realidad.
Normas