La operadora busca aprovechar la nueva legislación
Sede de Telefónica en México.
Sede de Telefónica en México.

Telefónica planea nuevas ofensivas en México para presionar a Slim

El mercado mexicano duplicará su valor en los próximos cinco años

La pugna entre Telefónica y América Móvil puede endurecerse a ambos lados del Atlántico. Si el grupo mexicano ha acelerado su avance en Europa al anunciar una opa de 7.200 millones de euros para adquirir el 70% del capital de la holandesa KPN que no posee amenazando la venta de su filial E-Plus, el grupo español planea nuevas iniciativas para reforzar su posición en México.

Según explican fuentes del sector, Telefónica quiere aprovechar los cambios regulatorios puestos en marcha por el Gobierno mexicano a principios del verano, que tienen como destino ampliar la competencia en el sector de las telecos en el país. “Sería la forma de atacar a América Móvil en su propio país”, indican estas fuentes.

Lo cierto es que en la operadora española han empezado los movimientos, A finales de junio, el presidente de Telefónica México, Francisco Gil Díaz, señaló en una entrevista con la agencia Bloomberg que el objetivo de la compañía pasa por triplicar su cuota en el mercado de móviles del país en términos de ingresos, que actualmente ronda el 12%. En términos de número de clientes ronda el 20% frente al 70% de América Móvil.

Telefónica, que ha invertido más de 13.000 millones de dólares (unos 9.770 millones de euros) en México desde 2001, quiere atacar segmentos como los servicios móviles para pequeñas y medianas empresas.

En términos generales, Telefónica indicó a principios de agosto que la reforma en el sector de las telecomunicaciones, aprobada en el mes de junio por el poder legislativo, permitirá incrementar el valor del conjunto del mercado desde 32.000 millones de dólares en la actualidad a más de 64.000 millones para 2018, tal y como afirmó el vicepresidente de Regulación de Telefónica México, Miguel Calderón, durante el una conferencia celebrada en el Campus Party que tuvo lugar en la capital del país en esas fechas.

El potencial de México todavía es amplio. Y es que el ratio de penetración del móvil en el país rondaba el 88% a junio de 2013, lejos de los 134 accesos por cada 100 habitantes alcanzados por Brasil.

En la presentación de las cuentas del grupo en el primer semestre, Telefónica indicó que la nueva Ley de las Telecomunicaciones de México va a contribuir a una profunda dinamización del sector en el futuro. “En el segundo trimestre del año, Telefónica, como parte activa de este proceso, ha continuado reforzando su posicionamiento comercial a través del lanzamiento de nuevas propuestas”, señaló la empresa.

La operadora destacó el avance la implantación de los smartphones, cuyas ventas crecieron un 58% entre abril y junio, y ya suponen el 12% del total de accesos móviles.

Telefónica destacó que en el primer semestre logró un cambio en las tendencias, “volviendo a la senda del crecimiento interanual”. Así, en el segundo trimestre registró unos ingresos de 417 millones de euros, un 1,5% más que en el mismo periodo del año anterior.

 

KPN, por debajo del precio de opa

Las acciones de KPN cerraron la sesión de ayer con una subida del 0,39% hasta 2,32 euros, todavía por debajo de los 2,4 euros que ofrece América Móvil. Durante la jornada, de todas maneras, se vivió cierta agitación. Y es que, en los primeros compases de la sesión, las acciones de KPN llegaron a caer un 1,25% hasta los 2,29 euros.

Durante la jornada del viernes, las acciones de la operadora holandesa subieron un 16%. La capitalización bursátil de KPN ronda los 9.944 millones de euros.

En la evolución de los títulos están pesando las diferentes recomendaciones de los analistas así como los posibles movimientos de las agencias de calificación con respecto a América Móvil. Así, Fitch advirtió sobre el posible impacto negativo que podría tener para el rating del grupo mexicano la opa sobre KPN, indicando que supondría un aumento de su apalancamiento.

“La transacción, si tiene éxito y se financia completamente con deuda, podría dar lugar a una modesta rebaja de la calificación”, afirmó Fitch. Estos analistas creen que el ratio de deuda neta frente a ebitda de América Móvil se situaría en el entorno de las 2,2 veces. A la conclusión del segundo trimestre, el ratio era de 1,7 veces, que se sitúa en el escalón más bajo de la categoría de rating ‘A’.

En opinión de Fitch, América Móvil tiene alternativas de financiación adicionales, lo que podría mitigar parte de la presión en las calificaciones. “Sin embargo no se han dado detalles de la estrategia de América Móvil para financiar la transacción”, dice la agencia, que asegura que tomará una decisión de la calificación una vez que las condiciones finales de la oferta.

Fitch señala también que no espera que las calificaciones de América Móvil cambien sustancialmente si la transferencia pendiente de E-Plus a Telefónica Alemania a cambio de una participación del 17.6% en esta última sociedad y 5.000 millones de euros “es exitosa o no”.

Normas