La City

Beneficiarse de la tragedia

Una compañía aérea low cost y una página web de reservas de viajes protagonizan una nueva polémica en nuestro país. Hay personas que aseguran que, durante la noche del accidente ferroviario del 24 de julio, compraron billetes de avión Madrid-Santiago pero sus reservas nunca fueron confirmadas por dicha compañía. Cuando se pusieron en contacto con la agencia, se les comunicó que la aerolínea había modificado las tarifas. Aparentemente, el hijo de una fallecida en el accidente de tren -que ya había pagado dos billetes de avión por 471,42 euros- tenía que pagar la diferencia hasta 800 euros para poder realizar el trayecto que tenía reservado. El presidente de dicha aerolínea afirmó alguna vez que el mayor beneficio se obtiene gracias a los funerales.

Normas