Pequeños gigantes
Tienda de Nice Things en la calle Valencia de Barcelona.
Tienda de Nice Things en la calle Valencia de Barcelona.

La moda española más francesa

La diseñadora Paloma Santaolalla dirige Nice Things, firma nacida en Barcelona y de estilo muy femenino, que ya cuenta con diez tiendas en Francia y ocho en Portugal

Paloma Santaolalla tiene siempre a mano el diario de su madre. Es un pequeño cuaderno forrado de tela con flores. Le gusta revisarlo a diario y leer la vida de una joven de 14 años en 1948.

Incluso le sirve de inspiración, como cuando creó una colección en base al estampado del librito. Y es que su madre ha sido una fuente fundamental para esta diseñadora, fundadora de la marca Nice Things, y de su forma de entender la moda.

Nacida en Madrid en 1956, pero criada en San Sebastián, Santaolalla vivió de primera mano el gusto por las tendencias. Su progenitora abrió una tienda de ropa infantil en esa ciudad y eran muy frecuentes los viajes de madre e hija a San Juan de Luz y a París a ver colecciones.

“He tenido una influencia muy francesa por vivir en San Sebastián. Por eso también mi moda es muy francesa y gusta allí, a pesar de ser un mercado muy difícil”, cuenta.

La firma plantea abrir su tienda online a todo el mundo en septiembre

Esa experiencia le ha servido para abrir modestamente pero con éxito una tienda propia, nueve franquicias y 180 puntos de venta en boutiques multimarca en el país vecino. A lo que se suman otras ocho en Portugal y 36 en España. La marca parece que encaja con los gustos galos.

“Nuestro diseño es femenino, fresco, cómodo y sin estridencias. Seguimos los pasos de la moda pero con nuestro estilo”, explica.

Nice Things es la segunda aventura empresarial de Santaolalla. La primera fue la marca de ropa Globe, creada en los años ochenta junto a su marido Miquel Lanna. “Hicimos cosas que no había en el mercado como estampados y color en muchas telas. Investigábamos mucho”.

Todavía recuerda las enormes colas que se formaban para comprar en sus tiendas. “Morimos de éxito. Crecimos muy rápido. Llegó la crisis de 1993, nos endeudamos y tuvimos que vender la empresa”.

Así que con la lección aprendida fundaron Nice Things en 1995. “Con lo que ya sabíamos decidimos crear algo pequeño y que domináramos”, recuerda. Su marido, fallecido en 2012, se puso al frente de los números y ella, de la parte creativa. “Muchas clientas ven aquel estilo de Globe en nuestras colecciones de ahora”.

Cada temporada, la marca lanza 300 prendas para la colección de mujer, 100 para la de niña y 250 accesorios. La dirección creativa sigue en manos de Santaolla, quien da el toque personal y luego se apoya en su equipo para desarrollar cada producto.

Sus creaciones llegan hasta ferias internacionales como el Bread & Butter de Berlín, Who’s Next de París o Pure London, en la capital británica.

El nombre de la empresa nace del espíritu optimista de Santaolalla, de intentar hacer algo más agradable el día de las mujeres a través de la ropa.

Ese estilo tan propio también se traslada a las tiendas. Al entrar en una de sus boutiques, cuidadas al mínimo detalle, con bonitos sofás y mesas y que brindan una atmósfera íntima y cómoda, la clienta se encuentra con objetos personales de la diseñadora.

A lo largo de los viajes que ha hecho en su vida ha ido coleccionando cientos de recuerdos con encanto que decoran las paredes. E incluso fotografías personales de la infancia de la creadora, lo que proporciona un ambiente único. Y nada se repite de un local a otro.

El producto de Nice Things está situado entre las marcas de lujo y las grandes cadenas, un nicho destinado a mujeres profesionales, de entre 20 y 60 años, a las que no les importe gastar un poco más que en Zara o Mango si a cambio obtienen prendas que les sirvan tanto para la oficina como para la noche.

Pero la recesión ha cobrado su factura a la empresa. “Hasta el año pasado no habíamos notado la crisis. Pero este año ya nos ha afectado. Las ventas han bajado alrededor de un 10% en España. Y 2013 no está siendo mejor, por la nefasta climatología de la primavera, que ha retraído a muchas clientas, y por la situación económica”, reconoce Santaolalla. Aún así, el mercado exterior ha compensado las cuentas.

Por eso, ven que el futuro está en el exterior. “Nuestros planes pasan por seguir creciendo poco a poco sin endeudarnos y sin socios. Apostamos por crecer fuera de España. Nuestro objetivo primordial es Francia”, asegura la fundadora, quien ha cedido el control del día a día a Jordi Pascual como director general de la empresa.

Además, su hija Paloma Lanna, recién acabados sus estudios, está al frente de la tienda online y explora la empresa con una visión muy especial, creando su propio catálogo.

Una vuelta romántica a fabricar en Portugal

La diseñadora Paloma Santaolalla, fundadora de Nice Things, en su rincón creativo en el Paseo de Gracia de Barcelona.
La diseñadora Paloma Santaolalla, fundadora de Nice Things, en su rincón creativo en el Paseo de Gracia de Barcelona.

Nice Things produce en Marruecos, Turquía, India y China. No le dan tanta importancia al precio de producción como las grandes cadenas, más competitivas. Buscan coste bajo junto a calidad.

Por eso, una de las últimas decisiones ha sido volver a fabricar en Portugal las prendas de algodón. “Hemos regresado por la calidad, que no encontrábamos en China, donde además han subido los precios y ya no compensa porque la distribución es más lejana”, asegura Santaolalla.

El regreso a Portugal tiene que ver con que el país se ha vuelto más competitivo, pero también con algo romántico. “Hay que ayudar a Europa en estos momentos. En España no podemos porque la industria está desmantelada”.

Datos básicos

Las propias clientas son las modelos que, de forma voluntaria, protagonizan las colecciones de Nice Things.
Las propias clientas son las modelos que, de forma voluntaria, protagonizan las colecciones de Nice Things.

Facturación
La marca Pertenece a la empresa Intermalla, creada para diseñar, producir y distribuir los productos. Facturó 21 millones de euros en 2011. En 2012 registró unos ingresos de 24 millones a pesar de la caída de ventas en España. Para 2013 se prevén unos ingresos de 26 millones. El 60% de las ventas ya provienen del mercado exterior y un 66% de las tiendas multimarca.

Tiendas
Nice Things cuenta con 1.350 puntos de venta en tiendas multimarca en toda Europa. Con el logo propio disponen de 54 boutiques. De ellas 23 son tiendas propias y 13 franquicias en España. En Francia cuentan 180 puntos de venta multimarca, con nueve franquicias y una tienda propia. Están situadas en París, Issy Les Moulineaux, Angers, Burdeos, Grenoble, Nantes, Narbonne y dos en Lyon. En septiembre abrirán un nuevo punto de venta en el Centro Comercial So Ouest parisino. En Portugal disponen de ocho tiendas franquiciadas y otra en Andorra. También en el próximo mes abrirán un corner en El Corte Inglés de Castellana.

Planes
Los planes de crecimiento pasan por seguir expandiéndose en el exterior. La empresa desea continuar la fase de introducción en Canadá y México a través de los puntos de venta multimarca, iniciar la prospección del mercado japonés y consolidar la presencia en Europa.

Tienda online
Actualmente la tienda online funciona para España, Francia, Alemania y Reino Unido. Pero la compañía planea abrir las compras en la web a todo el mundo en septiembre.

Normas