Algunas compañías han duplicado su cartera de estos productos
Un peatón pasa frente a una sucursal de La Caixa, con una promoción de seguros.
Un peatón pasa frente a una sucursal de La Caixa, con una promoción de seguros.

El veto a los superdepósitos dispara el ahorro a través de seguros de vida

Las redes bancarias y las compañías de seguros están viviendo un boom en la comercialización de los conocidos como seguros de vida ahorro. La decisión del Banco de España de enducrecer los requerimientos de capital para aquellos depósitos que ofrecieran una rentabilidad muy alta ha obligado a las entidades financieras a buscar productos alternativos con los que ofrecer rendimientos atractivos.

El veto a los superdepósitos, decretado a mediados de enero, ha hecho que las tasas de crecimiento de los seguros diseñados para el ahorro se haya disparado desde entonces. 
Una de las aseguradoras que más se ha beneficiado de las nuevas condiciones del mercado es Mutua Madrileña, que ha duplicado holgadamente el volumen de primas gestionadas en seguros de vida, alcanzando los 109 millones de euros (+134%). “La caída de la rentabilidad de los depósitos a plazo justifica, en parte, el trasvase de inversores de imposiciones a plazo fijo hacia productos de vida-ahorro”, explican en la compañía.

Uno de los productos de Mutua que mejor está funcionando es Plan Ahorro Garantía, un seguro de ahorro que garantiza el 100% del capital y ofrece una rentabilidad fija durante toda la vida del producto del 2,5% más una participación en los beneficios que genere la cartera de inversiones ligada al seguro.

El caso de Mutua es especial porque su negocio principal son los seguros de auto. No obstante, también las aseguradoras muy asentadas en las pólizas de vida están teniendo fuertes crecimentos. Vidacaixa, la filial aseguradora de CaixaBank (el grupo bancario con más oficinas en España) ha tenido un repunte del 24% en la venta de primas de seguros de ahorro y aportaciones a planes de pensiones individuales y colectivos, hasta alcanzar los 2.826 millones de euros. Uno de los productos con mayores crecimientos son los Planes de Previsión Asegurada (PPA).
“Los PPA ofrecen rentabilidades muy atractivas por lo que están captando buena parte de las aportaciones que habitualmente se realizaban a planes de pensiones individuales”, comentan en Vidacaixa.

En Mapfre, la mayor aseguradora de España, los productos que más han repuntado durante el primer semestre han sido los seguros de prima única, con un crecimiento del 11,3%, hasta 13.677 millones de euros de primas emitidas. Uno de los productos que más ha comercializado es el Garantía 18, con un plazo de duración de cinco años y con un interés mínimo anual 3,36% y el 3,44%, en función de la edad. La rentabilidad mínima acumulada que el asegurado tiene garantizada al cabo de los cinco años supera el 18% y, además, presenta ventanas trimestrales de liquidez.

Los grandes grupos bancarios apenas han detallado sus ingresos por productos en sus filiales aseguradoras, pero Santander sí que explicó en la presentación semestral de resultados que en España la división de seguros está registrando un beneficio con un crecimiento muy fuerte (del 12,9%), aunque buena parte de las ganancias van a parar a Abbey Life Assurance, la compañía con la que Santander firmó un contrato de reaseguro de su cartera de seguros de vida.

En el caso de Banco Popular, las primas de seguros están creciendo a tasas del 14,5% y, aunque tampoco desglosan qué productos crecen más, fuentes del sector apuntan a que la única partida con tasas altas de crecimiento son los seguros de vida.

En el caso de Allianz, los PPA están creciendo a ritmos del 3% y en los PIAS tienen productos con tasas de crecimiento superiores al 50%.

Axa, la otra gran aseguradora europea y también con una fuerte presencia en España, registró durante el primer semestre un ritmo de avance en los PIAS del 8,8%, con 11.815 millones de euros emitidos.

193.000 millones de ahorro gestionado

M. M. M.

El seguro de vida está gestionando ahorro de sus clientes por un valor global de 193.712 millones de euros al finalizar el primer trimestre de 2013, de acuerdo con datos facilitados por Unespa, la patronal del sector. De esa cantidad, 158.478 millones corresponden a productos de seguro y el resto, 35.233 millones, a patrimonio de partícipes de planes de pensiones gestionados por entidades aseguradoras.

Las provisiones, o ahorro de los clientes gestionado por el seguro de vida, ascendían al cierre del primer trimestre de 2013 a 158.478 millones de euros, lo que representa un crecimiento interanual del 2,19%. El ahorro gestionado por el seguro de vida individual ha crecido desde enero un 1,86% (4,27% interanual). Por su parte, el seguro de vida colectivo registró un ligero aumento del 0,15% desde enero (-3,07% interanual).
Los PIAS, Planes Individuales de Ahorro Sistemático, superan los 3.542 millones de euros en ahorro gestionado, registrando un crecimiento anual del 25,5%; mientras que los Planes de Previsión Asegurados (PPA), sistemas de previsión social que se caracterizan por garantizar rentabilidad y utilizar técnicas actuariales, han crecido un 25%, registrando un ahorro gestionado de 11.490 millones de euros.

Normas