Unifica su oferta comercial para ser una entidad totalmente independiente
Oficina de Evo Banco en Madrid.
Oficina de Evo Banco en Madrid.

Evo Banco absorbe a los antiguos clientes de Novagalicia para acelerar su venta

El objetivo es que compren cuanto antes la filial del banco nacionalizado

El FROB espera que la operación se cierre de forma rápida

Evo Banco fue un invento para salvar la red fuera de Galicia de la entidad procedente de la fusión de Caixagalicia y Caixanova. En octubre de 2011, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) inyectó 2.465 millones en la entidad.

El proceso de recapitalizar la entidad con inversores privados no había salido adelante. Pero José María Castellano y César González-Bueno, presidente y consejero delegado, respectivamente, de Novacaixagalicia Banco crearon una nueva entidad fuera de Galicia, León y Asturias.

En marzo de 2012, NCG lanzó su filial Evo Banco con 120 oficinas en 69 ciudades y una base de clientes de 316.000 clientes, todos ellos con productos de Caixagalicia o de Caixanova. A 31 de mayo, contaba con 250.000 clientes y 80 sucursales. La sencillez es la piedra de toque de su oferta comercial, que gira en torno a una cuenta corriente para el día a día y una cuenta a plazo remunerada, y sin comisiones, incluso aunque se sacara dinero en un cajero de otra red.

Hasta ahora, sin embargo, los clientes de Evo Banco continuaban siendo clientes –al menos de hecho– de Novagalicia. Una parte cerró sus cuentas ante la metamorfosis producida en sus sucursales habituales, como puede apreciarse en la bajada del número de clientes desde su creación. Otra parte mantuvo sus servicios con las condiciones previas. Y, a mismo tiempo, la entidad se dedicó a captar clientes nuevos, afines al 100% a su filosofía. Así, a 28 de mayo, el producto estrella contaba con más de 162.500 clientes.

A partir de ahora, esta situación se va a terminar. Los clientes adscritos a una sucursal de Evo Banco que mantengan productos exclusivos de Novagalicia tendrán que elegir: o cerrar su cuenta o adoptar las nuevas condiciones.

Cambio de condiciones

Así, todos los clientes con cuentas de las antiguas cajas gallegas han recibido una carta en la que se les anuncia que a partir del 15 de octubre se les cobrará –en caso de no tener domiciliada la nómina, la pensión o cinco recibos– una comisión de 36 euros al año. Eso sí, a cambio dispondrán de todos los servicios gratuitos propios de Evo Banco. Con el nuevo contrato encima del tapete, los clientes tienen dos opciones: no decir nada y aceptar las nuevas condiciones o cerrar la cuenta corriente. El objetivo de Evo Banco es consolidar su marca, su clientela y sus productos para acelerar su venta, prevista para antes de que 2014.

Ofertas en la recta final

Ya hay cinco ofertas no vinculantes por Evo Banco. El proceso de venta está siendo coordinado por Mediobanca y el objetivo es que haya pujas vinculantes cuanto antes.

Incluso, Antonio Carrascosa, director general del FROB, comentó el pasado julio que en el presente mes puede haber noticias: “Espero tener una buena noticia en agosto”, según declaraciones recogidas por Europa Press.

NCG ya vendió Banco Gallego a Sabadell por el precio simbólico de un euro y con una inyección pública previa de 245 millones.

Evo Banco, que no cuenta con ficha bancaria propia, tiene créditos concedidos por 685 millones de euros y ahorros gestionados de 1.600 millones, cuenta con 223.890 clientes y declara una tasa de mora a finales de marzo del 0,2%.

Evo Cuenta con una red de 80 oficinas y una plantilla de 615 empleados tras un proceso de reestructuración.

Normas