Las fortunas conjuntas de los ‘dueños’ de la industria rondan los 300.000 millones de dólares
Bezos exhibe con 'The Post' el poder de los magnates tecnológicos
REUTERS

Bezos exhibe con 'The Post' el poder de los magnates tecnológicos

El fundador de Amazon destina el 1% de su fortuna a comprar el histórico diario

El pasado lunes, Jeff Bezos, fundador de Amazon, sacudió el mundo de la prensa al anunciar un acuerdo para comprar The Washington Post, el legendario diario estadounidense que destapó el caso Watergate, que a la postre obligó a dimitir al presidente de EE UU, Richard Nixon. La operación, una vez cerrada, rondará los 250 millones de dólares.

La adquisición viene a demostrar el poderío financiero de Bezos, que según Forbes es la fortuna número 19 del mundo, valorada en 25.200 millones de dólares (ha dedicado solo el 1% de su fortuna a comprar The Washington Post). Un dinero que el fundador de Amazon tiene invertido, en parte, en distintos sectores a través de su vehículo financiero Bezos Expeditions. El magnate tiene presencia en más de 20 empresas entre las que figuran Twitter, Airbnb, Sapphire Energy, Business Insider, o Blue Origin, que dedicada a la industria espacial.

Y parece que su poderío no va a disminuir. Amazon, de la que todavía es el primer accionista con el 18,9% del capital, registró en el segundo trimestre unos ingresos de 15.700 millones de dólares, un 22% más que en 2012.

Bezos es uno de los miembros destacados del estamento de los magnates tecnológicos. Un grupo del que también forman parte, entre otros, Bill Gates, cofundador de Microsoft; Larry Ellison, consejero delegado de Oracle; los cofundadores de Google, Larry Page y Sergey Brin; el fundador de Dell, Michael Dell; el consejero delegado de Microsoft, Steve Ballmer; el consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg; el cofundador de eBay, Pierre Omidyar; Masayoshi Son, Paul Allen, Eric Schmidt, Lee Kun-Hee...

Según los cálculos de Forbes, la suma de sus fortunas rondaría los 300.000 millones de dólares. Un dinero que no sólo está invertido en la tecnología sino que también en otros sectores.

Al frente del ranking se sitúa Bill Gates, propietario de un 4,78% de Microsoft, y cuya fortuna ronda los 70.000 millones de dólares. El directivo posee, a través de su firma Cascade Investment, participaciones en empresas como AutoNation, Berkshire Hathaway, Canadian National Railway, Coca Cola Femsa, Cox Communications, John Deere, Otter Tail Power, Pan American Silver y Televisa.

Larry Ellison, principal accionista de Oracle con 24% del capital, tiene una fortuna valorada en 43.000 millones de dólares. Un dinero que, además de convertirle en uno de los impulsores de la Copa América de vela, le ha llevado a tener una gran actividad en el ámbito inmobiliario en California y Hawai. De hecho, Ellison llegó a comprar una isla en Hawai por cerca de 500 millones.

Los fundadores de Google, Sergey Brin y Larry Page, todavía mantienen el control del capital. Una participación que les permite tener una fortuna cercana a 23.000 millones de dólares cada uno.

Con estos fondos, Page ha realizado inversiones en proyectos de energías renovables, además de en Tesla Motor, fabricante de vehículos eléctricos. Brin también ha invertido en proyectos similares, además de en la empresa Space Adventures, que diseña viajes espaciales para turistas. El directivo volvió a la luz pública esta semana al saberse que ha sido una de las personas que ha financiado el plan para crear la primera hamburguesa sintética.

Otra de las figuras destacadas es Michael Dell, cuya fortuna ronda los 15.300 millones de dólares. El directivo vuelve a estar ahora en el centro de la atención del sector por el intento de compra de su compañía, en pugna con Carl Icahn.

Dentro de este escenario está Pierre Omidyar, fundador de eBay, que tiene una fortuna de 8.700 millones de dólares. El ejecutivo creó en 2004 el vehículo de inversión Omidyar Network, que hasta el momento ha comprometido una inversión cercana a 300 millones en empresas y proyectos no lucrativos. Participa, entre otras firmas, en Amicus, Common Sense Media, Creative Commons, Linden Lab, Meetup, Wikia, LeapFrog Investments y MFX Solutions.

En esta carrera también entra Paul Allen, cofundador de Microsoft, que a través de su firma Vulcan, ha invertido en tecnológicas como Ticketmaster, grupos de cable como Charter Communications, la productora DreamWorks o clubs deportivos como los Portland Trail Blazers de la NBA o los Seattle Seahawks de la NFL.

En Europa, entre los magnates tecnológicos más destacados figuran los fundadores de SAP, Dietmar Hopp, Hasso Plattner, y Klaus Tschira, que tienen una fortuna cercana a 7.000 millones de dólares cada uno. Los tres siguen siendo los principales accionistas del grupo. Además, Plattner tiene su propia firma de inversiones Hasso Plattner Ventures, dedicada especialmente al mundo tecnológico, y posee el equipo de la NFL estadounidense San Jose Sharks. A su vez, dentro del mundo del deporte, Hopp es dueño del equipo de la Bundesliga germana 1899 Hoffenheim.

Interés y pasión por los periódicos

La entrada de Jeff Bezos en The Washington Post puede marcar un antes y un después en la prensa estadounidense. Junto al diario de la capital estadounidense, el consejero delegado de Amazon va a quedarse con publicaciones como Express, The Gazette, Southern Maryland, Fairfax County Times, El Tiempo Latino y Greater Washington Publishing. Ahora bien, no es la primera operación de estas características que se ha visto en esta industria. En los últimos tiempos, diversos magnates han adquirido o entrado en el capital de algunos de los principales periódicos estadounidenses.

Carlos Slim provocó un auténtico terremoto en la prensa norteamericana al entrar en 2009 en el capital de la compañía de The New York Times. Inicialmente tomó un 6,9% del capital (a través de deuda convertible), si bien amplió su presencia con posterioridad. La apuesta del primer accionista de América Móvil por este negocio se mantiene. En la actualidad, el empresario mexicano es el principal accionista institucional de la compañía con un 13,41% del capital.

Warren Buffett realizó también una arriesgada apuesta al adquirir en 2012 una serie de periódicos estadounidenses. Así, su holding Berkshire Hathaway adquirió 28 diarios, con una inversión cercana a 344 millones de dólares. El popular inversor aseguró que amaba los periódicos, si bien indicó que el negocio debía de tener sentido. Además, adquirió otros 63 periódicos, propiedad del grupo Media General, por cerca de 142 millones. Además, es propietario del Omaha World-Herald, diario de su lugar de origen, además de otros seis periódicos de Iowa y Nebraska.

De igual forma, Warren Buffett es uno de los beneficiados, indirectamente, de la venta de The Washington Post a Jeff Bezos. Y es que Berkshire Hathaway es actualmente el principal accionista, con un 27,86% del capital, de The Washington Post Company. Y ayer, tras conocerse el acuerdo, los títulos de esta empresa subieron más de un 5%, alcanzando su precio máximo de los últimos cinco años. Desde enero, las acciones de The Washington Post Company acumulan una revalorización superior al 62%.

En esta oleada de compras de periódicos, el conocido inversor en hedge-funds John Henry anunció que había llegado a un acuerdo para comprar el periódico de su ciudad, el Boston Globe, a la compañía de The New York Times. El precio pagado en este caso ronda los 70 millones de dólares. Henry es conocido en EE UU por ser el dueño del equipo de beisbol de los Boston Red Sox y en Reino Unido por ser el propietario del Liverpool de la Premier League de fútbol. El Boston Globe, fundado en el año 1872, es uno de los diarios más veteranos de la prensa norteamericana.

Los responsables de New York Times Company afirmaron que, tras la venta del Boston Globe a John Henry, enfocarían todos los esfuerzos e inversiones a reforzar la marca New York Times. La empresa está en un proceso de transición hacia los nuevos negocios. Estos movimientos parecen estar mejorando los resultados del grupo. Así, la compañía registró en el segundo trimestre unos beneficios de 20,1 millones de dólares, tras sufrir unas pérdidas de 87,6 millones en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Normas