Crece el consumo en el hogar
La playa, la terraza... y la cerveza fría

La playa, la terraza... y la cerveza fría

Uno de cada cinco españoles considera a esta bebida uno de sus “imprescindibles del verano”.

En los bares desciende su consumo un 4,5%, según un estudio de Agricultura.

La cerveza ha pasado a formar parte de nuestra cultura y ocupa un hueco fundamental en nuestros hábitos cotidianos. Pero es más que eso... Esta bebida se ha convertido en un complemento indispensable y la protagonista de la mayoría de los planes, según el estudio Los imprescindibles del verano, elaborado por Madison Market para Cerveceros de España.

El verano perfecto para los españoles, según esta encuesta, transcurre en un lugar costero, donde poder tomarse una “cerveza fresquita” en una terraza o chiringuito. Así, entre los planes relacionados con el verano, destacan ir a la playa con la familia en un primer lugar, con un 27%, seguido muy de cerca, con un 26%, por el plan de cañas en una terraza. Más rezagados se quedan los planes de salir por la noche, con un 14%, o las fiestas del pueblo con un 8%. Este informa ha sido elaborado con una muestra de más de 2.000 personas entre 18 y 55 años.

En busca de la cerveza perfecta para refrescarse

La playa, la terraza... y la cerveza fría

Maximizar el sabor de la cerveza y reconocer cuándo te han servido una caña perfecta es tan fácil como seguir las indicaciones de Cerveceros de España, la patronal del sector.

A pesar de que en España la cerveza suele servirse en jarras heladas de cristal ancho, los expertos indican que para saborear la cerveza en su plenitud debemos beberla en recipientes de cristal fino. Cuando los recipientes están congelados o escarchados modifican el sabor de la cerveza, e impiden la formación de espuma (fundamental para mantener el aroma de la cerveza durante toda la caña). Eso sí, es recomendable humedecer el vaso con un poco de agua para que no pierda parte del carbónico.

Así, una cerveza perfecta sería aquella servida al menos con un centímetro y medio de espuma, en una copa, y acompañada con alimentos que potencien su sabor.

Además, el estudio de consumo revela que ocho de cada diez ciudadanos afirma beber cerveza habitualmente durante la temporada estival y de ellos el 86% la consume fuera de casa. “Estos datos son favorables para la economía de nuestro país, ya que en verano la venta de cerveza en los bares y restaurantes aumenta”, constata Jacobo Olalla, director general de Cerveceros de España, patronal del sector. Aunque en un informe realizado por el Ministerio de Agricultura y Alimentación se muestra que el sector cervecero no se ha salvado de la crisis, y en las ventas de cerveza descendieron durante el 2012 registrando la mayor caída de los cinco últimos años.

En línea con esta tendencia, el descenso del consumo se concentró en el canal hostelero, con una reducción del 4,5%, y aumentó la cantidad consumida en el hogar un 3,5% debido, según este informe, a la coyuntura económica. “Nadie renuncia a tomarse una cerveza, pero cada vez se consume más en casa”, afirma Olalla. Así, a pesar de que los bares y restaurantes siguen siendo el canal principal con un 63% y “la mayoría de los españoles prefieren consumir cerveza en establecimientos hosteleros para acompañarla con una tapa y disfrutarla con los amigos”, el informe muestra cómo la tendencia ha ido cambiando. Sin embargo, el verano ha roto con esta práctica y ha lanzado a la gente a la calle. El arraigo de la cerveza en la sociedad española se pone de manifiesto en los meses calurosos, y se apoya con el consumo de turistas que provienen de países donde “se triplica el consumo de cerveza, como Alemania y Reino Unido”, explica Olalla. A pesar de ello, el patrón de consumo en España es diferente que en el resto de Europa, ya que en nuestro país la cerveza no se consume por su grado alcohólico, sino que se identifica “con la moderación y la responsabilidad”, según Jacobo Olalla. Muestra de ello es que España se mantiene como el primer consumidor y productor de cerveza sin alcohol de la UE. Así, la cerveza sin alcohol se ha incorporado de lleno a la dieta mediterránea, con un 9,2% del total en 2012, cuando el segundo país, Francia, registra un 6,6%.

Según el director general de Cerveceros de España, “éste es un producto muy popular y transversal, ya que se consume en todas las clases sociales, durante toda la semana, en compañía de la familia, con los amigos, y siempre con algo de comer”. Su característico sabor y sus propiedades refrescantes son dos de los factores más destacados que hacen de la cerveza la “bebida imprescindible del verano”.

Normas