La presidenta de Prosegur y Amorim ingresan 7,3 millones
Ángel Ron, presidente de Popular.
Ángel Ron, presidente de Popular.

Los consejeros de Popular que hacen caja en el valor tras los resultados

La presidenta de Prosegur, Helena Revoredo, y Américo Ferreira de Amorim, ambos presentes en el consejo de administración de Popular, han hecho caja en la entidad financiera justo después de que esta presentara los resultados del primer semestre.

Popular anunció el pasado 26 de julio unos beneficios de 170 millones, un 3% menos que el año pasado. La Bolsa, sin embargo, premió al valor con una subida del 7,13%. La escalada no se quedó ahí, se prologó durante días y de hecho la cotización está cerca ya del máximo anual de cierre de 3,82 euros –el precio está ajustado por el agrupamiento de cinco acciones en una ejecutado el 17 de junio– que alcanzó el pasado 9 de enero.

Pues bien, algunos consejeros del banco que preside Ángel Ron han sacado partido de las subidas para ir reduciendo su participación. Helena Revoredo Delveccio, presente en el consejo de administración de la entidad como independiente desde mayo de 2007, vendió 1,5 millones de acciones a 3,22 euros el mismo 26 de julio. Con la operación, la presidenta de Prosegur ingresó 4,83 millones de euros.

Revoredo contaba con una participación en Popular del 0,467% del capital cuando fue nombrada consejera. Después de la última venta, se ha quedado con el 0,193%, porcentaje que supone 3,31 millones de acciones, controladas a través de la sociedad Gubel, de la que la presidenta de Prosegur es propietaria del 56%.

Fuentes cercanas a la presidenta de Prosegur indican que la reciente desinversión “se enmarca dentro de una habitual rotación de inversiones” y que su participación “se mantiene en los niveles de inversión que históricamente ha tenido previos a la ampliación de capital”. Estas fuentes recalcan que su compromiso con Popular es "a largo plazo, como inversora y como consejera”.

El rey del corcho

El empresario portugués Américo Ferreira de Amorim es otro de los consejeros de Popular que ha hecho caja. Amorim, conocido como el rey del corcho –es el propietario de Corticeira Amorim, “el mayor productor de corcho del mundo”, según la página web de la compañía–, se ha ido desprendiendo de acciones entre los días 26 y 31 de julio.

El empresario portugués ha vendido en pequeños paquetes de títulos un total de 750.000 acciones por unos 2,43 millones de euros. “La bajada en la posición obedece a operaciones de gestión activa que efectúa el Grupo Amorim con el fin de optimizar la rentabilidad de su inversión”, ha comunicado el empresario.

Américo Amorim está presente en el capital de Popular desde mayo de 2003, cuando la entidad, copresidida entonces por los hermanos Luis y Javier Valls Taberner, adquirió el 75% del banco luso Banco Nacional de Crédito Inmobiliario (BNC) al empresario portugués. A cambio, Amorim recibió alrededor del 4,5% del capital de Popular, porcentaje que fue elevando y que allá por enero de 2008 se situaba en el 7,79%, según los registros de la CNMV.

Américo Amorim, sin embargo, ha ido reduciendo su participación en los últimos tiempos, y en la actualidad controla el 3,242% del capital. Fuentes del mercado señalan que el empresario luso continuará previsiblemente con sus desinversiones en Banco Popular.

Tras la macroampliación de capital que la entidad ejecutó en diciembre del año pasado, el porcentaje del capital en manos del consejo de administración se situó en el 24%, frente al cerca del 30% que controlaba el 13 de noviembre.

El banco doméstico mejor visto por los analistas

 Los resultados del segundo trimestre del año han convencido a los expertos. “Confirman la progresión en la recuperación de la parte alta de la cuenta de pérdidas y ganancias, tendencia que prevemos se mantendrá en los próximos trimestres. El ROE (rentabilidad sobre recursos propios) estimado para 2014 es del 8,4% frente a una media histórica del 13% (2006-12)”, explica en un informe Javier Bernat, de Bankia Bolsa. El experto reitera su recomendación de acumular. Por regla general, los analistas se han sentido tranquilizados por las palabras del consejero delegado grupo, que ha aseverado tajantemente que no se eliminarán cláusulas suelo dado que cumplen plenamente con los requisitos de transparencia. En todo caso, ha hablado de un hipotético impacto neto de nueve millones al mes.

Así, Popular se erige como el banco con negocio exclusivamente en España con mejores recomendaciones, según el consenso de analistas recopilado por Bloomberg. El 26,7% de los expertos aconseja comprar el valor; también el 26,7% aconseja mantenerse neutral; y el 46,6%, vender. Los departamentos de análisis de Ahorro Corporación, BBVA, Santander, BPI y Nmás1 son los más optimistas con Popular, al que otorgan recomendaciones de comprar, sobreponderar o de fuerte compra. Los otros bancos centrados principalmente en España reciben valoraciones menos optimistas por la comunidad inversora. El 3,6% de los analistas consultados por Bloomberg aconseja comprar Sabadell; en el caso de Bankinter, es un 20%; en el de Caixa- Bank, un 18,2%; y en el del Bankia, un 14,3%. El porcentaje de recomendaciones de compra en BBVA sube hasta el 43,9%, mientras que en Santander se queda en el 25%.

Normas
Entra en El País para participar