Se trata de préstamos al consumo y financiación a pymes
José Ignacio Goirigolzarri, presidente ejecutivo de Bankia.
José Ignacio Goirigolzarri, presidente ejecutivo de Bankia. REUTERS

Bankia ingresa 60 millones de euros con la venta de créditos fallidos

Bankia ha vendido a un fondo buitre tres carteras de créditos fallidos que tenían un valor en libros de 1.354 millones de euros. El descuento aplicado a estos préstamos de difícil recuperación ha sido cercano al 95%, con lo que la entidad ha ingresado más de 60 millones.

El grupo financiero nacionalizado ha anunciado la venta de tres carteras de préstamos morosos que tenían un valor contable de 1.353,9 millones de euros. El banco tenía íntegramente provisionados estos activos, ante la escasas posibilidades de recuperar esas deudas.

La primera de las carteras está conformada por créditos al consumo dirigidos a particulares y autónomos por un importe de 317,3 millones de euros, mientras que las otras dos carteras proceden de financiación al segmento de pymes (préstamos, cuentas de crédito y descuento comercial). Entre las tres hay más de 76.000 operaciones, de las cuales más del 80% proceden del segmento de financiación al consumo para particulares.

El descuento ofrecido por Bankia para desprenderse de estos créditos fallidos ha superado el 95%, de acuerdo con fuentes del mercado, por lo que la entidad financiera habría ingresado más de 60 millones de euros en la transacción.

En el proceso de venta han participado los principales fondos de inversión y entidades especializadas en la adquisición de este tipo de carteras. Algunos operadores del mercado apuntan como comprador al fondo buitre norteamericano Elliot Management, aunque desde Bankia se remiten al acuerdo de confidencialidad para no revelar la identidad del comprador. Ese fondo ya adquirió recientemente una cartera de créditos al consumo de Santander.

Reducción del balance
Bankia destaca en un comunicado que la operación “es positiva tanto en términos de liquidez como de capital, por el elevado nivel de provisión de los préstamos transferidos” y la enmarcaba dentro del plan estratégico 2012-2015 pactado con la Comisión Europea para recibir las ayudas millonarias, y que incluye el compromiso de desinvertir 50.000 millones de euros en activos considerados no estratégicos.

En los últimos meses, además de Bankia y Santander, también Popular, Bantierra o Liberbank han vendido carteras de créditos fallidos.

Normas
Entra en El País para participar