Raúl García, empresario, coach y blogero en SabiduriaConsciente.com
Raúl García
Raúl García

Mitos y falacias de la productividad

Si la productividad puede definirse como la relación entre los resultados obtenidos y los medios empleados para llegar a esos resultados, está claro que si eres un persona empleada por cuenta ajena, tu productividad únicamente depende de la cantidad y/o calidad de resultados que obtengas, puesto que normalmente el coste que supones para la empresa (principalmente tu salario y los seguros sociales) va a ser cuasi constante. Un incremento en tu productividad hará incrementar principalmente los resultados de la empresa para la que trabajas, a veces también la seguridad de tu puesto de trabajo, y en último término y proporción, tu salario.

Este panorama cambia si eres empresario o trabajador por cuenta propia. En este caso, tus resultados y tu productividad dependen en gran medida de tu propia gestión de recursos. Por un lado, todo incremento de tu productividad personal o la de tu equipo repercute directamente sobre tus propios resultados. Por otro, cualquier desajuste en tu gestión personal que suponga una disminución de esos resultados también va directamente contra tu cuenta personal.

En cualquier de los dos casos, disponer de un sistema que te ayude a gestionar tu día a día, simplificando la gestión de tu tiempo, es decir, cuánto tiempo dedicas a qué y en qué momento, llega a ser una obligación si no quieres acabar viviendo de forma reactiva, sin control, sin perspectiva y con elevados niveles de estrés.

El pasado mes de mayo compartí con los emprendedores del programa "2020for2020 startup Madrid" mi visión sobre la gestión del tiempo y algunos consejos sobre cómo incorporar en la gestión de sus proyectos el sistema que utilizo desde hace ya más de 5 años (Getting Things Done - GTD). En este post quiero resumir algunos de los conceptos que vimos en aquel taller, organizándolos a partir de algunos mitos sobre la productividad personal.

Biografía

Raúl García (@rull) es empresario, coach ejecutivo y personal, consultor, formador y conferenciante. Combina su bagaje en tecnología, experiencia como empresario y competencias de coaching para facilitar a las personas, equipos y organizaciones el encuentro con su equilibrio emocional y sus resultados mediante el pensamiento estratégico y el liderazgo personal orientado a la acción consciente y responsable.
Puedes leer los artículos de Raúl García en su blog SabiduriaConsciente.com
"La incertidumbre y la incomodidad son el germen del cambio y la mejora"

Mito 1. Yo lo tengo todo en la cabeza

Casi siempre desconfío de alguien que en cualquier entorno comenta que dispone de una mente prodigiosa y es capaz de llevar todo ordenado, recordar y procesar todo en su mente. Todo cambio que quieras realizar para mejor en tu gestión personal pasa en un principio por conocer todos tus temas abiertos, apuntándolos. Si quieres además potenciar tu creatividad y no perder ninguna de las ideas que se te ocurren, lleva siempre algo para apuntar encima.

Mito 2. Yo soy multitarea

Otra de las limitaciones que de momento tenemos en nuestra mente consciente, es que no podemos concentrarnos en dos pensamientos distintos al mismo tiempo. Si alguien te dice que es capaz de trabajar en varios asuntos a la vez, posiblemente lo haga, pero de forma secuencial uno detrás de otro. El sistema que utilices para tu gestión personal debe ayudarte, de forma sencilla, a decidir en qué tarea o proyecto centrarte en cada momento.

Mito 3. Hay que echarle horas a esto, requiere un esfuerzo

Conozco personas convencidas de que ningún proyecto puede entregarse en fecha, que siempre hay retrasos, y que siempre hay un momento en el que inevitablemente este tipo de frases se oyen en el entorno de trabajo. Son situaciones límite que requieren evidentemente un sobre esfuerzo para terminar los proyectos, pero en mi opinión son evitables si una vez hecho el esfuerzo y entregado el proyecto, se dedica un tiempo a realizar un análisis de lo ocurrido, concluir lecciones aprendidas, y aplicarlas en el siguiente proyecto. Normalmente, las situaciones límite en las entregas no son causadas por falta de productividad, sino por falta de planificación estratégica, visión del proyecto y/o gestión de expectativas por todas las partes implicadas.

Mito 4. Estar en el lugar y momento adecuados

El factor suerte o casualidad no tiene cabida si dispones de una visión y un plan de acción. No creo tampoco en las casualidades. Creo que lo que parecen casualidades son fruto de una visión clara del futuro, combinada con un control sobre las acciones que te acercan a esa visión o ese resultado deseado. Recuerda que la suerte ocurre cuando la preparación se encuentra con la oportunidad. Prepárate pues.

Mito 5. Si quieres que algo se haga bien, hazlo tú

Cuando se trata de multiplicar tus resultados y tu productividad hay un patrón en el que no deberías entrar: El líder solitario. El tratar de hacer las cosas sin ayuda, sin delegar por temor a que los resultados no sean 100% a tu medida puede sabotear tu éxito. Cultiva el hábito de delegar cualquier tarea en la que no estés aportando todo el valor que se te supone. Las grandes empresas se han formado a partir de las contribuciones de cientos de personas, no de una sola.

Contar con los servicios de un mentor puede guiarte en tu proyecto según los pasos que alguien con experiencia ya ha dado con garantías de éxito, y pasando por un proceso de coaching puedes potenciar aún más tus acciones, descubrir con la ayuda del coach puntos ciegos que puedan estar bloqueando tus avances, y trazar un plan de mejora que repercuta directamente en tus resultados.

Normas