Nuevo líder de la publicidad mundial
Anuncio del Renault Clio.
Anuncio del Renault Clio.

¿Qué tienen en común Mixta, El Corte Inglés, Adidas o Renault?

Quién no recuerda a ese niño de cuatro años frustrado por no poder usar su nuevo Renault Clio o al tipo de la motosierra indignado por no ocupar el papel del sobrevalorado hombre del saco en el imaginario colectivo (anuncio de Mixta) o un clásico de la publicidad como las rebajas de El Corte Inglés.

Los dos primeros anuncios son creaciones de la agencia francesa de publicidad Publicis, hasta ahora la tercera a nivel mundial. El tercero es obra de TWBA, filial de la americana Omnicom, el segundo gigante de la publicidad a nivel mundial.

A partir de ahora se integran todos en una misma agencia. Con la fusión, Publicis y Omnicom asaltan el liderazgo a nivel mundial y también a nivel nacional. La unión de estas dos carteras de clientes desplaza a la británica WPP, hasta ahora líder indiscutible de la publicidad mundial.

La agencia francesa se ha diferenciado por sus campañas ingeniosas con el humor como protagonista. Pero sus trabajos en nuestro país abarcan todo tipo de campañas en empresas tan dispares como Wonderbra, las Fuerzas Armadas o la Agencia Tributaria.

Entre las grandes empresas clientes habituales de Publicis encontramos a Telefónica y su filial Movistar, Renault, la Cadena Ser, Carrefour o Google. Sin embargo, teniendo una cartera muy variada, el peso de Publicis es especialmente importante en el sector de las bebidas alcohólicas. Beefeater, Ballantines, DYC, Larios, Malibú, Mixta o San Miguel han contado con el ingenio de la agencia gala para promocionar su marca.

La otra mitad de la fusión, Omnicom, o más concretamente TWBA en lo que afecta a España, puede presumir de ser la agencia publicitaria más premiada en 2012. Entre sus clientes cuenta con marcas como Adidas, El Corte Inglés, Sony PlayStation, McDonald’s o Santander.Para ellas ha creado algunos de los anuncios más recordados de los últimos años, por ejemplo el del 30 Aniversario de McDonald’s.

La magnitud de este nuevo matrimonio ha despertado el interés de toda la industria publicitaria, pero si hay alguien afectado por la nueva unión esa es la agencia británica WPP, relegada ahora a la segunda posición en el ramo. En España su presencia se reparte en varias agencias que copan buena parte de la publicidad en los medios.

Una de las más representativas, Sra.Rushmore, se ha encargado de explicar qué significa ser del Atlético de Madrid o de retratar las dificultades de un paraíso sin Mahou y sin fútbol. Otra de las filiales más reconocidas de WPP en nuestro país, SCPF, cuenta en su currículo con la histórica campaña de la mano de BMW o la República Independiente de Tu Casa para Ikea. También pertenece a WPP el grupo Grey, ideólogo de campañas para la televisión española como la de La Casera o Lotería del Niño.

¿Conflicto de intereses?

A nivel mundial, la fusión ha generado algunas dudas, entre otros motivos, por la dificultad que puede generar compatibilizar en algunos de sus clientes. Los analistas coinciden en apuntar a Pepsi y Coca-Cola, clientes de Omnicom y Publicis respectivamente, como el escollo más complicado de superar. Por ejemplo, Euan Stirling director de inversiones de Standard Life, declaró a Radio 4 de la BBC que coordinar estos dos modelos de negocio, con estas dos carteras de clientes rivales, puede desencadenar una “pérdida de clientes”. Otros gigantes con interés relacionados como Google, de Publicis, y Microsoft, de Omnicom, también podrían encontrar problemático compartir agencia con una empresa de la competencia.

Los protagonistas de la fusión, como es lógico, no lo ven igual. El CEO de Publicis, Maurice Levy, ha declarado que la reacción de los clientes ha sido “muy positiva”. La otra mitad de la unión, el CEO de Omnicom, John Wren, refrenda las palabras de su nuevo socio: "Vamos a trabajar muy duro para resolver cualquier problema de conflicto con clientes por medio de soluciones creativas".

Normas