La recaudación por IVA sube un 5,6%, por especiales, un 5,9%
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. EFEArchivo
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. EFE/Archivo EFE

La mejora de los ingresos reduce un 8,2% el déficit hasta junio

Montoro destaca que la mayor recaudación anticipa cambios en el ciclo económico

Aumenta un 14,4% el gasto en intereses

La mejora que tímidamente se atisba en buena parte de los indicadores económicos comienza a tener su traslado a las cuentas públicas. El Estado registró un déficit de 40.001 millones de euros en los seis primeros meses del año en términos de contabilidad nacional, el 3,81% del PIB, según los datos publicados ayer por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

El Ejecutivo puso en valor que esa cifra supone un descenso del 8,2% en comparación con el mismo periodo del año pasado, aunque comparado con el registro de un mes antes representa un repunte de nada menos que el 19,9%, cuando alcanzó los 33.300 millones.

Si bien es cierto que con este déficit el Estado alcanza el límite fijado en el programa de estabilidad para todo 2013, existen datos que apuntan que la tendencia es la correcta. Los ingresos comienzan a comportarse de manera mucho más positiva que a comienzos de año y se diluyen efectos como el adelanto de las devoluciones del IRPF.

Así, el resultado del déficit registrado hasta junio se debe a unos ingresos que alcanzaron los 49.528 millones de euros (+12%) y unos gastos de 89.529 millones de euros, un 2% más. Según explicó Hacienda, el saldo recoge un gasto en intereses por importe de 13.984 millones, un 14,4% más que en el mismo periodo de 2012.

Sin tener en cuenta esa carga financiera, se obtiene un déficit primario de 26.017 millones de euros, inferior en un 17% al del año anterior. Este hecho es uno de los que destacan los analistas como más positivo. Que el Gobierno haya sido capaz de reducir el déficit primario (aquel que no tiene en cuenta el pago de los intereses) un 17% cuando los costes financieros se incrementan a un ritmo del 14,4% anual es muy positivo, según subraya José Luis Martínez, estratega de Citi en España.

Los ingresos totales no financieros del Estado hasta junio ascendieron a 81.287 millones de euros, un 3,5% menos que en igual periodo del año anterior, mientras que los pagos no financieros se situaron en 82.921 millones, un 1% más. En cuanto al comportamiento que mostraron los grandes impuestos, la recaudación por IRPF alcanzó los 31.105 millones. Significa una caída del 5,5% por la reducción de las retenciones de capital mobiliario ante la no distribución de dividendos de Telefónica y la comparación con 2012, que incluía un ingreso extraordinario por retenciones en operaciones de seguro.

En cuanto al impuesto sobre sociedades, su recaudación en los seis primeros meses del año alcanzó los 2.028 millones, lo que refleja un descenso del 51,4% respecto al mismo periodo del año anterior, como consecuencia del distinto ritmo de realización de las devoluciones.

Por IVA, principal impuesto indirecto, Hacienda obtuvo unos ingresos de 25.453 millones, registrando así un incremento del 5,6% por la subida de tipos y la menor caída del gasto final sujeto al impuesto.

Respecto a los impuestos especiales, sus ingresos alcanzaron los 9.413 millones, un 5,9% superior a los del año pasado. Destaca el aumento del 1,3% del impuesto sobre las labores del tabaco y la mejora en un 11,4% del tributo sobre hidrocarburos. La Seguridad Social logró un superávit de 9.832 millones (0,94% del PIB), por los recursos aportados por el Estado.

Normas