Editorial

FCC triunfa en Arabia Saudí

Las empresas españolas de construcción y servicios gozan de un magnífico cartel en el extranjero. Participan en prácticamente todas las grandes obras del mundo, a las que acceden después de durísimos concursos, en los que compiten de igual a igual con el resto de gigantes mundiales del negocio de las infraestructuras. Una muestra más de esa fortaleza la ofreció ayer Fomento de Construcciones y Contratas (FCC). El grupo, controlado por Esther Koplowitz y presidido por Esther Alcocer, ha sido seleccionado para participar en la construcción del metro de Riad (Arabia Saudí), una obra para la que hay sobre la mesa un presupuesto de unos 16.300 millones de euros, dos veces y media más que el tren Medina-La Meca, otro macroproyecto en el que también hay presencia española. Concretamente, FCC encabeza el consorcio que construirá las líneas 4, 5 y 6 del metro de la capital saudí, lo que supone un contrato de 6.070 millones. Además, le cabe el honor de haber participado en el mayor contrato internacional de la historia de la construcción en el que ha resultado como adjudicataria una empresa española. La solvencia técnica y la capacidad de gestión de FCC-y del resto de grandes grupos españoles- son garantía de que la empresa española tiene su sitio en el mundo y capacidad de sobra para superar cualquier crisis.

Normas
Entra en El País para participar