Se dispara el corte de pelo a domicilio
Una peluquería en la T4 del aeropuerto de Barajas.
Una peluquería en la T4 del aeropuerto de Barajas.

Los peluqueros cifran en 20% la caída del empleo por la subida del IVA

El aumento de trece puntos en el IVA en el servicio de peluquerías, hasta el 21%, “ha sido un palo muy grande” para el sector, en el que el empleo ha caído en torno a un 20%, según ha explicado hoy a Efe el presidente de la Asociación Nacional de Empresas de peluquería y belleza, Mariano Castaño.

El también presidente del sector en Castilla y León ha advertido de que todavía no han notado en su totalidad el efecto de la subida del IVA, ya que las liquidaciones se hacen por módulos y hasta enero del 2014 no tendrán conciencia de la aplicación completa de esos 21 puntos del impuesto, trece más que en la liquidación anterior.

Con esos datos en la mano también “van a seguir intentando que el gobierno recapacite” sobre esa subida, ha anunciado Castaño.

Las previsiones más pesimistas del sector -que cuenta con unas 80.000 peluquerías que dan empleo a 180.000 personas- son que con la subida del IVA se pierdan entre 15.000 y 20.000 empleos y se cierren entre 8.000 y 10.000 peluquerías en España, lo que va camino de cumplirse con esas estimaciones de que se ha perdido ya un 20% de puestos de trabajo.

Se ha notado menos el desplome en el número de negocios, con un descenso menor, en torno a un 10%, ya que muchos de los profesionales que han perdido el empleo han optado por abrir otro negocio por su cuenta, ha referido Castaño.

A la par ha revivido el modelo de cortar el pelo a domicilio, “en condiciones precarias ya que muchos no cotizan”.

En torno al 80% de esos peluqueros a domicilio estarían dentro de lo que se conoce como “economía sumergida”, ha alertado el presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Peluqueros de Caballeros, Señoras y Belleza.

El sector planteó al Ministerio de Hacienda que no se negaba a la subida del IVA, pero siempre que ese incremento de trece puntos se hiciera de forma progresiva, en varios años; para que un año subiera un cuatro, otro un dos, y en tres o cuatro años dejar readaptarse al sector y al mercado.

Las peluquerías, ha recordado, han hecho, en general, un gran esfuerzo y han asumido parte de esa subida del IVA, ocho o nueve puntos, y han repercutido el resto al consumidor. “No había otra”, ha resumido Castaño.

También se ha cumplido el pronóstico de que con esa subida del IVA en un momento de crisis, los clientes han reducido el número de veces que van a la peluquería y el tiempo que dejan pasar entre cada corte de pelo, mechas o tinte.

 

Normas
Entra en El País para participar