Pequeños gigantes

Minnie tiene nuevas amigas, las muñecas Vip Pets

Mientras la inversión en I+D se reduce a causa de la crisis, IMC Toys crea un área de innovación para desarrollar sus propios juguetes y no depender solo de Disney

La firma tiene una oficina y un showroom en Hong Kong donde vende a distribuidores de todo el mundo. Ver fotogalería
La firma tiene una oficina y un showroom en Hong Kong donde vende a distribuidores de todo el mundo.

La voz de la muñeca Minnie que cuenta cuentos, canta y baila es la misma de la persona que le presta la suya en los dibujos animados.

Alcanzar este nivel de realismo obliga a pagarle unas regalías a Disney y a la actriz original, pero no importa, “así es más real”, dice Albert Ventura, director general de IMC Toys.

La figura de la ratoncita, que mueve la boca y los brazos, es una de las muchas novedades que en los últimos años han salido del departamento de I+D (investigación y desarrollo) de esta empresa de Tarrasa dedicada al diseño y a la fabricación de juguetes.

Pero la compañía ha decidido que sus productos no deben estar basados únicamente en personajes de películas o series de televisión. Así que el año pasado creó una unidad de innovación, independiente del área de I+D, cuya misión es gestar ideas completamente nuevas y originales que no tengan nada que ver con licencias de Disney o caracteres conocidos tipo Max Steel, Bob Esponja o Monster High.

Pese a la caída del mercado, sus ventas crecieron el año pasado un 12%

De modo que ahora se da la curiosa circunstancia de que mientras el número de empresas españolas que invierten en I+D se reduce al calor de la crisis (36% entre 2008 y 2011, según el último informe de la fundación Cotec), IMC Toys tiene dos secciones dedicadas por entero a esta actividad.

“El departamento de I+D se concentra en desarrollar productos vinculados a series o películas y el de innovación en crear juguetes nuevos partiendo de cero”, explica Ventura.

La flamante unidad ya ha alumbrado sus primeros desarrollos: Lucy, una perrita de peluche que se sienta y tumba en el suelo cuando su amo se lo pide (obedece hasta 12 órdenes), y Blublu, un bebé delfín que sacude sus aletas, emite sonidos, mueve el hocico y abre y cierra los ojos cuando la niña acaricia su lomo.

También del departamento de innovación han salido las Vip Pets, una colección de estilizadas mascotas dotadas de una larga y frondosa cabellera para que las niñas se entretengan peinándolas con los accesorios que las acompañan.

El grupo exporta a 65 países, donde obtiene el 75% de sus ingresos

“Hemos fabricado 850.000 unidades para todo el mundo de estas muñecas [las Vip Pets], que costarán 15 euros cada una porque parte de la estrategia es ir sacando productos cada vez más baratos”, aclara Ventura.

La empresa está trabajando también en el diseño de juguetes que interactúen con dispositivos móviles como el iPad, y que tengan bajo impacto medioambiental.

De hecho, hace tres años lanzó los Disney Solar Friends, una colección de 10 muñecos de la factoría Disney que se movían y caminaban con energía solar, por lo que no necesitaban pilas ni baterías, pero el proyecto fracasó por la escasa aceptación del mercado.

De 8 a 80 millones en 11 años

Desde que en 2001 IMC Toys decidió darle un giro a su modelo de negocio, su facturación se ha multiplicado por 10, pasando de los 8 a los 80 millones de euros del año pasado.

Este volumen de ventas hace de ella la primera empresa del sector de capital español, ya que si bien Famosa factura bastante más, pertenece a un fondo de capital riesgo estadounidense.

“Es el riesgo del negocio. A veces cosas que a nivel tecnológico parecen muy avanzadas, luego comercialmente no van bien”, comenta Ventura.

Pero el grupo no se desanima, sobre todo porque ya ha comprobado que su apuesta por la innovación está dando resultados. Así, mientras que las ventas de juguetes en España cayeron el año pasado un 11%, la facturación de IMCToys creció el 12% hasta los 80 millones de euros. “Este año prevemos un aumento del 15% gracias a que no hemos dejado de invertir en I+D”, resalta.

Parte de este logro reside también en su estrategia de internacionalización. La firma exporta a 65 países donde obtiene el 75% de sus ingresos. Francia, Reino Unido y Alemania son sus principales mercados, aunque en la lista también destacan Italia, Rusia, México y Brasil.

“El año pasado empezamos en Asia y dentro de dos o tres años nos atreveremos de forma más consistente en EE UU, un mercado muy complicado que sólo supone el 1,5% de nuestras ventas, lo cual es muy poco para su potencial”.

Diseñar en Tarrasa, vender en Hong Kong

Los diseñadores se esmeran en que los coches a control remoto basados en superhéroes sean idénticos a los vehículos originales que los niños ven en el cine o la televisión.
Los diseñadores se esmeran en que los coches a control remoto basados en superhéroes sean idénticos a los vehículos originales que los niños ven en el cine o la televisión.

IMC Toys se constituyó en 1981 como continuación de una sociedad anterior, Dicasa, que un grupo de detallistas crearon en 1961 para importar radiocontroles de Japón y Alemania.

Este modelo de negocio (distribución de marcas extranjeras) se mantuvo hasta finales de los noventa, cuando el grupo decidió fabricar sus propios juguetes.

Ahora la empresa diseña sus productos en Tarrasa, los vende a mayoristas de todo el mundo desde Hong Kong, donde abrió una oficina comercial y sala de muestras en 2001, y fabrica en donde resulte más barato, actualmente en cuatro países: China, Vietnam, Rumanía y España.

La compañía también ha abierto filiales en Reino Unido, Francia, Alemania, Portugal y China.

Datos básicos

El catálogo del grupo incluye juegos de mesa, muñecas y radiocontroles. Su última gran apuesta son las Vip Pets.
El catálogo del grupo incluye juegos de mesa, muñecas y radiocontroles. Su última gran apuesta son las Vip Pets.

Empleados
La plantilla de IMCToys está compuesta por 250 empleados, de los cuales 130 están en España, 45 en Hong Kong, 35 en Francia, 10 en Reino Unido y 10 en China. Todos los juguetes se diseñan en su central de Tarrasa, de ahí que la mayoría de los profesionales que trabajan en ella sean ingenieros industriales, diseñadores gráficos y dibujantes.

Ayudas públicas
La empresa ha recibido préstamos del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), los dos últimos en 2008 y 2011, para el desarrollo de juguetes tecnológicamente avanzados, como muñecas cuentacuentos, radiocontroles y walkie-talkies. “El apoyo de CDTI ha sido fundamental porque nos ha ayudado a llevar adelante con mucha anticipación proyectos cuya inversión puede tardar entre 24 y 36 meses en recuperarse”, explica Ventura.

Premios
En junio de 2009, la Cámara de Comercio de Tarrasa distinguió a IMCToys con su Premio a la Internacionalización. El jurado valoró que las exportaciones de la empresa habían crecido en los tres últimos años un 59% y que había abierto una fábrica y filiales en varios países. Ya en 2003 le había concedido el Premio a la Innovación. Por su parte, la Confederación Empresarial Comarcal de Tarrasa (Cecot) le entregó en octubre de 2009 el premio a la empresa más internacional.

Normas