Regresa a fondos propios positivos
Lionel Messi.
Lionel Messi.

El Barça logra el segundo mayor beneficio de su historia

El FC Barcelona anunció ayer que ha cerrado el ejercicio 2012-13 con la segunda mejor cifra de beneficios de su historia (la primera fueron los 48 millones registrados el anterior ejercicio), tras alcanzar de 32 millones de euros. Este resultado ha sido posible a pesar de haber tenido que hacer frente a compromisos fiscales no previstos, que ascendieron a 12 millones, y de tener que haber saneado el fichaje del ex delantero David Villa en ocho millones de pérdidas.

La Junta Directiva que preside Sandro Rosell se ha mostrado "moderadamente satisfecha", y es que se ha podido hacer frente al fichaje de Neymar por 57 millones de euros, la depreciación de David Villa (8,3 millones de euros) o el pago a Hacienda de 12 millones de euros. En cuanto a la deuda del club, se ha podido rebajar solo en unos 3 millones de euros y no en los 40 millones de euros que tenían pensado debido a Neymar, ya que su fichaje se firmó en junio y el gasto se atribuye ya a este ejercicio económico cerrado.

Pese a ello, el vicepresidente económico Xavier Faus se mostró optimista de cara a la próxima temporada en cuanto a presupuesto y beneficios que pueda haber. Con estos 491 millones de ingresos son 21 millones más los conseguidos respecto al presupuesto previsto, aunque siguen siendo cuatro millones menos de lo ingresado en la anterior campaña debido a que no ha habido en este sentido ninguna venta de jugador. También se ha mejorado sobre lo presupuestado a principios del ejercicio los resultados de explotación, que han sido de 48 millones de euros (cinco más de lo esperado), mientras que en el apartado de gastos los 443 millones de euros globales también están inflados respecto a los números de inicios de año, que estaban presupuestados en 16 millones de euros menos. "Por la crisis del país vemos bien estabilizar al club sobre los 490 millones de euros sin traspasos", comentó Faus pese a bajar en 4 millones de euros esta cifra. Además, se mostró contento por poder incluir ya parte del pago de Neymar y la desamortización de Villa en estos números positivos. En este sentido, celebró que por fin el club haya salido de los fondos propios en rojo.

"Salimos de fondos propios negativos y entramos en fondos propios positivos. El Barça sale de lo negativo y esperamos salir así por muchas décadas. De cara a la próxima temporada podemos adelantar que los ingresos están estabilizados", anunció. "Hemos conseguido acabar en positivo solo con lo propio. Y los beneficios de estas dos temporadas hacen que esta Junta no tenga que avalar la temporada que viene", señaló el vicepresidente económico. Así, seguirán con esta actitud de control y austeridad, intentando no subir en gastos como tampoco en una masa salarial que solo en el primer equipo de fútbol es de 212 millones, 10 más que en el pasado ejercicio económico. En cuanto a la deuda, se ha reducido solo en 3 millones de euros pese al objetivo de bajarla en 40 millones. "No ha podido ser por el efecto Neymar. Se ha comprado en el mes de junio y lo hemos contabilizado como inversión en la temporada 12/13 que ahora acaba. De haberlo fichado el 1 de julio, la reducción de deuda sería de 50 millones y quedaría en 270", comentó. "El objetivo sigue siendo bajarla a 200 millones al final del mandato, ya que de no ser así no se pondrá en marcha la remodelación o construcción del nuevo estadio", señaló al respecto, y es que el club contempla la construcción de un nuevo feudo en las instalaciones actuales, fuera de ellas o la remodelación del Camp Nou. Además, en esta vía es por donde más millones de euros ve entrar en el futuro. "Con un estadio modernizado habría más ingresos. Es la gran posibilidad porque de los clubes grandes somos los que menos ingresamos por el estadio", esgrimió. Por otro lado, defendió la operación salida de Thiago a nivel económico, únicamente. "La operación de Thiago la veo deportivamente mal, porque es un jugador joven de proyección futura pero tenía la cláusula que tenía, pero económicamente la veo bien. Conseguir vender a un jugador con cláusula de 18 millones de euros, venderlo por 25, me parece una buena operación", apuntó. "La capacidad inversora del club es neta, hay una cifra máxima pero se aumenta por las ventas de jugadores, y la de Thiago permite ampliarla porque deja 25 millones de euros limpios. El tesoro que tenemos que preservar es el FC Barcelona como lo hemos entendido estos más de cien años. Tenemos que actuar con más inteligencia y siendo más eficientes en todo, como se ha demostrado en el caso Neymar", concluyó en referencia a la imposibilidad de que entre en el club un inversor extranjero con 'petrodólares'.

Normas