Santander, Iberdrola, ACS y otras cinco remuneran al accionista

Las cotizadas repartirán en dividendos hasta 3.100 millones de euros en 15 días

El banco que preside Emilio Botín repartirá hasta 1.620 millones de euros

Iberdrola entregará un máximo de 779 milones el próximo 22 de julio

Vista del interior del Palacio de la Bolsa de Madrid.
Vista del interior del Palacio de la Bolsa de Madrid.

Julio es temporada alta en cuanto a reparto de dividendos. Los accionistas de Red Eléctrica, Tubacex, Acciona, Gas Natural, Enagás, Bankinter, Indra, BBVA y Técnicas Reunidas (entre otras empresas de la Bolsa española) ya han pasado por caja. Pero queda el sprint final, con una avalancha de efectivo a cargo de varias empresas.

Santander, Iberdrola, ACS, Arcelor Mittal, Vidrala, Dia, Prosegur y Dinamia repartirán un máximo de 3.123 millones de euros en la segunda quincena de este mes. Este es el máximo que se entregará pues tres de estas compañías ha optado por la fórmula del scrip dividend. De entrada, el banco, la eléctrica y el grupo de construcción repartirán títulos nuevos a sus accionistas, a menos que estos indiquen a sus brókeres que quieren el dinero contante y sonante.

El objetivo del scrip dividend una fórmula de remuneración (puesta en marcha por primera vez en España por Santander en 2009) es que las compañías puedan ahorrarse el pago del dividendo. Para ello, lo cambian por una ampliación de capital liberada, sin coste alguno para las empresas ya que se limitan a imprimir más acciones y diluir a los accionistas.

Eso sí, las firmas que han optado por esta modalidad dejan abierta la posibilidad de que los accionistas vendan los derecho a la propia compañía a un precio prefijado. De esa manera, consiguen dinero, pero diluyen su participación. Los accionistas también pueden optar por vender los derechos en el mercado (con lo que también se diluyen) o conservarlos, convertirlos en acciones y mantener así su participación.

El lunes, comenzaron a cotizar los derechos de suscripción de la ampliación de capital liberada de Santander. Los socios pueden vendérselos a la entidad a un precio de 0,15 euros (esta opción puede definirse como cobrar el dividendo), deshacerse de ellos en el mercado (se mueven hoy en torno a 0,147 euros) o no hacer nada y recibir las acciones nuevas, en una proporción de una por cada 32. En el hipotético caso de que todos los accionistas optarán por el efectivo, la entidad tendría que ‘soltar’ 1.620 millones.

Iberdrola también emplea el scrip dividend para reducir la salida de caja. Así, el próximo 25 de julio, los accionistas recibirán las nuevas acciones, a menos que hayan indicado a su intermediario que preferían el efectivo de 0,127 euros por título. En este caso, cobrarán el próximo 22 de julio. El importe máximo (y en la práctica imposible) que repartirá la utility será de 779 millones de euros.

ACS es la tercera compañía más generosa por importe total, con hasta 350 millones de euros en dividendos. Quienes no hayan pedido el dividendo, recibirán una acción nueva por cada 18 antiguas el próximo día 26; los accionistas que hayan indicado que quieren el dinero recibirán el ingreso el 23.

Normas
Entra en El País para participar