Editorial

Una oportunidad a la economía

España y Marruecos tratan de convertir su vecindad en una oportunidad para el desarrollo económico. Con esa finalidad viaja hoy a la capital norteafricana una delegación de una treintena de empresarios encabezados por el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, Joan Rosell, para cumplimentar la cumbre de Estado que presidirán los reyes de España y Marruecos. La delegación española tiene una amplia representación política, en la que se integran todos los ministros de Exteriores de la democracia, así como varios ministros del área económica del Gobierno de Rajoy.


Las dos delegaciones tratarán de estrechar los mecanismos de colaboración económica entre ambos países, y para ello la CEOE y la patronal marroquí, la Confederación General de Empresas de Marruecos, firmarán la creación de un observatorio económico que se encargará de intensificar la comunicación entre empresas de ambos países, y de expolorar cada posibilidad de negocio. Tanto Marruecos como España precisaban de una cumbre de esta naturaleza, que convierta a cada país en una oportunidad de crecimiento para el otro; Marruecos es para España el mejor trampolín hacia África, el continente del futuro, y España, para Marruecos, la puerta abierta más directa a la Unión Europea.

Normas