La división separará la vigilancia del crédito mayorista y el minorista

Bankia reorganiza su dirección de riesgos para controlar la morosidad

El responsable del área reportará directamente a Sevilla, director general de Presidencia

Jordi Sevilla, director general de Presidencia de Bankia.
Jordi Sevilla, director general de Presidencia de Bankia.

Bankia continúa avanzando en el proceso de remodelación de sus estructuras a fin de hacer a la entidad un mecanismo más eficiente. En concreto, la entidad nacionalizada ha informado este jueves de que su dirección de riesgos ha sido reorganizada para “facilitar la concesión de préstamos a la vez que continúa con el control de la morosidad”.

A tal fin, Bankia ha creado dos direcciones: una centrada en minoristas y otra en mayoristas. Ambas dependen del director de riesgos, Juan Carlos Estepa, quien a su vez reporta directamente a José Sevilla, consejero ejecutivo de Bankia y director general de Presidencia de la entidad.

Ambas direcciones serán responsables, para sus respectivos segmentos de clientes, de la totalidad del ciclo crediticio, que comienza por la evaluación del riesgo y la concesión de financiación, continúa por el seguimiento de las operaciones y clientes y, en caso necesario, concluye en la recuperación de las deudas en caso de impago.

La dirección de riesgos minoristas se encargará del ciclo de crédito relacionado con banca de particulares. Mientras, la dirección de riesgos mayoristas centrará su ámbito de actuación en los clientes de banca de empresas y banca corporativa.

Con la finalidad de agilizar los procesos de toma de decisiones hacia el cliente en sus respectivos ámbitos territoriales, Bankia crea una dirección de riesgos de empresas por cada una de las cinco direcciones de negocio de empresas. Todas ellas dependerán jerárquicamente de la dirección de riesgos mayoristas.

Asimismo, esta dirección también asume la responsabilidad de riesgos sobre el segmento promotor, tanto de la propia Bankia como de los transferidos a Sareb.

La entidad ya anunció hace semanas una reestructuración general para simplificar su organigrama jerárquico y potenciar la atención a empresas.

Bankia se ha marcado como objetivo estratégico conceder más de 51.000 millones de euros a empresas y familias españolas durante los próximos tres años. De ellos, estima que durante el presente ejercicio concederá en torno a los 10.000 millones de euros.

"La reorganización llevada a cabo en la dirección de riesgos se propone también profundizar en el control de la morosidad que ya está llevando Bankia. Durante el primer trimestre del año el saldo de créditos de dudoso cobro de Bankia se redujo en 255 millones de euros", ha informado la entidad en una nota de prensa.

Normas