Además de la conversión de parte de la deuda en capital

La banca acreedora asume ya una quita mínima del 50% en Pescanova

Sede principal en Chapela (Redondela) de Pescanova.
Sede principal en Chapela (Redondela) de Pescanova. EFE

La banca acreedora de Pescanova ha asumido ya que tendrá que afrontar una quita del 50% como mínimo en Pescanova, tras conocer la situación de quiebra técnica que desvela el informe forense elaborado por la consultora KPMG.

A estas pérdidas podría añadirse, señalan fuentes financieras, un porcentaje adicional de entre el 10% y el 20%, de deuda que se convierta en capital.

El informe de KPMG refleja que Pescanova tenía a finales de diciembre de 2012 una deuda financiera de 3.280 millones de euros, el doble de lo que había declarado el grupo pesquero, así como un patrimonio neto negativo de 928 millones de euros y una cuenta de resultados con elevados números rojos frente a las ganancias declaradas por la compañía presidida por Manuel Fernández de Sousa en los últimos años.

Los principales bancos acreedores de Pescanova son Sabadell, con 222 millones de euros, Popular (165,5 millones), Novagalicia Banco (161,58 millones), CaixaBank (157,44 millones) y Bankia (126 millones), integrantes del antiguo comité de seguimiento junto a Deutsche Bank y Royal Bank of Scotland.

A finales del pasado mes de junio, estas cinco entidades españolas, junto a Santander, BBVA y la Xunta gallega, dieron luz verde a un crédito de 56 millones de euros para garantizar la actividad de la empresa gallega.

Fuentes de las entidades financieras acreedoras afirman que esperan que en los próximos días Deloitte, el administrador concursal designado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), les convoque a una reunión para analizar con detalle la situación de la compañía pesquera y su viabilidad.

Normas