Interés por las 300 torres de telefonía móvil de Atlantia

Abertis estudia una compra en Italia para reforzarse en ‘telecos’

TowerCo está valorada en unos 90 millones, factura 20 y su ebitda roza los 12 millones

Las antenas son multioperador y están repartidas por toda Italia

Sede de Abertis en Barcelona.
Sede de Abertis en Barcelona.

Dos áreas principales de negocio, autopistas y telecomunicaciones, y la firme decisión de crecer fuera de España. Así se resume, en dos frases, los planes de Abertis en el corto y medio plazo. En la operación de carreteras, el último gran salto ha sido el de la toma de OHL Brasil, hoy Arteris, y se mantiene activa la búsqueda de oportunidades en Estados Unidos. En cuanto a las telecos, la empresa que lideran Salvador Alemany y Francisco Reynés, está atenta a posibles compras. Y en Italia ha surgido una posible inversión.

La gestora de autopistas Atlantia, con la que Abertis estuvo a punto de integrarse años atrás, está recibiendo ofertas por su filial de infraestructuras de comunicaciones TowerCo. El grupo español está decidido a pujar.

TowerCo tiene una cesta de 300 torres de telefonía móvil, alquiladas a distintos operadores y repartidas por los casi 3.000 kilómetros de carreteras que Atlantia opera en Italia. En el mercado se especula con una valoración cercana a los 90 millones de euros y hasta ahora ha trascendido la oferta de un grupo de inversores encabezados por Cara Goldenberg, fundadora del hedge fund neoyorquino Permian Investment.

TowerCo facturó 19,6 millones en 2012, su ebitda es de 11,6 millones y el beneficio alcanzó 5,3 millones. Sus torres de transmisión están ubicadas en el norte y centro del país.

Abertis ya intentó entrar en el campo de las telecos en Italia con la compra de 18.500 antenas de telefonía de los operadores Wind y H3G, una notable operación que terminó en vía muerta.

Al cierre de 2012, Abertis debía un 12% de su facturación y un 8% del ebitda a Abertis Telecom, con 493 millones y 201 millones, respectivamente. La filial es primer accionista de Hispasat, lleva la señal TDT al 95% de la población española y entró en los servicios de señal de telefonía móvil en 2012 con la compra de 1.000 antenas a Movistar. La asignatura pendiente es el desarrollo fuera de España, mientras en casa trata de comprar nuevos paquetes de antenas a Telefónica y Yoigo.

A la espera de consolidar las cuentas de Hispasat

Abertis está a la espera del plácet del Gobierno para subir de peso en Hispasat. La compañía cuenta con el 40,6% del capital tras la toma en enero del 7,2% en manos de Telefónica por 68 millones.

Abertis pretende superar el 50% para proceder a la consolidación global de Hispasat, que suma 200 millones de facturación, 161 millones de Ebitda y 51 millones de beneficio neto. La posición de primer accionista no vendrá exenta de la máxima responsabilidad sobre el futuro plan de inversiones del operador de satélites. El Gobierno mantiene un 25,7% y la desinversión podría materializarse antes de fin de verano.

Normas