El 54% de los compradores son extranjeros

El Tesoro capta 3.500 millones con un bono sindicado a 15 años

El director general del Tesoro, Íñigo Fernández de Mesa.
El director general del Tesoro, Íñigo Fernández de Mesa.

El Tesoro Público ha colocado 3.500 millones de euros en una emisión sindicada a 15 años, con vencimiento el 31 de octubre de 2028 y un cupón del 5,15%.

La rentabilidad ofrecida a los inversores se ha situado en el 5,194%, un nivel que supera en 280 puntos básicos el tipo de interés de referencia para este plazo, según ha informado el Ministerio de Economía en una nota.

“La operación ha sido un rotundo éxito”, señala el Departamento dirigido por Luis de Guindos, tras recordar que el Tesoro no emitía bonos a 15 años por sindicación desde marzo de 2011. En aquella colocación, el cupón ofrecido fue del 5,90%.

Con la emisión de este martes se recupera un nuevo instrumento de financiación a largo plazo y se diversifica la base inversora de la deuda del Estado, ya que la demanda final, proveniente de más de 130 cuentas inversoras, ha superado los 7.500 millones de euros.

La buena acogida ha permitido al Tesoro asignar la emisión entre inversores de alta calidad; es decir, de una tipología muy diversificada tanto por perfil de inversor como por zonas geográficas. La participación de inversores extranjeros ha alcanzado el 54,5% de la sindicación. De este porcentaje los inversores de la zona euro han obtenido el 18,31% de la emisión; Reino Unido, el 18%; Estados Unidos, el 14,4%; los países nórdicos (excluyendo Finlandia), el 1,86% y Suiza, el 1,53%.

BBVA, BNP Paribas, CaixaBank, Crédit Agricole, Credit Suisse y Société Générale han sido las entidades que están ayudando a colocar la emisión en un día en el que la prima de riesgo de España ha vuelto a superar los 300 puntos básicos.

Guindos: "La situación de España es bastante cómoda"

De Guindos indicó que dentro de esta demanda, ha habido un porcentaje “importante” de inversores extranjeros y, además, señaló que se cerrará a tipos de interés “muy bajos”. En este sentido, dijo que las dificultades que tenía el Tesoro para acceder a los mercados hace un año han desaparecido y añadió que ahora el contexto es “completamente distinto”. “La situación de España es bastante cómoda”, indicó.

Con la colocación de este bono sindicado, el Tesoro habrá captado ya en los mercados cerca del 70% de lo previsto para todo el año, según destacó el ministro. “Es una situación confortable”, agregó.

Para el titular de Economía, hace un año, con una prima de riesgo que alcanzó los 650 puntos básicos, hubiera sido “absolutamente imposible” que el Tesoro lanzara un bono a 15 años. “Si el acceso a los mercados se pierde es cuando se necesita un rescate o algún tipo de ayuda”, subrayó.

De Guindos dijo que, a pesar del incremento de la deuda pública, el peso de los costes financieros en España en relación al PIB es todavía “muy inferior” al de otros países de la UE y, en lo que va de año, el coste de los intereses de la deuda está por debajo de la previsión que se había fijado.

Sobre la evolución de la prima de riesgo, que se sitúa en torno a los 300 puntos básicos, De Guindos confió en que siga bajando en la medida en que se vayan conociendo “buenos” datos económicos y según se vayan corrigiendo los desequilibrios económicos.

Así, afirmó que el segundo trimestre será “mucho menos malo” que el primero y estimó cifras positivas de crecimiento en términos trimestrales en la segunda parte del año. “Es una buena noticia y se tiene que percibir como un aumento de la solvencia de España, junto con la reducción del déficit y las reformas estructurales”, reiteró.

También destacó el “muy buen comportamiento” del sector turístico, el “dinamismo” de las exportaciones, “que están sacando a España de la crisis” y la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre, que confió que sea “positiva”, más allá de los efectos estacionales.

Normas