La economía española, "cerca del crecimiento"

Linde espera poder suavizar las condiciones de Basilea III para la banca española

Luis Linde, gobernador del Banco de España
Luis Linde, gobernador del Banco de España

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, asegura tener "esperanza" de que se alcance un acuerdo en relación con los denominados activos fiscales diferidos que impactarán sobre la banca, un tema que consideró "muy impoprtante". En su intervención en las jornadas La Reforma del Sistema Financiero, Linde recordó que los nuevos estándares exigidos por la nueva regulación se irán aplicando progresivamente hasta que concluya el periodo de transición en 2019. "Con ello se pretende evitar que el refuerzo de la solvencia de las entidades se produzca a costa de una reducción de la financiación que los bancos provean al conjunto de la economía". Aún así, destacó que "la aplicación anticipada completa de los nuevos requisitos en el corto plazo, en un entorno económico como el actual, resultaría excesivamente pro-cíclica".

La aplicación de la nueva directiva europea  restará al capital del sistema financiero alrededor de 50.000 millones de euros en 10 años. De ellos, 46.000 millones corresponden a las entidades cotizadas. Por eso, la banca se marcó como objetivo negociar con Hacienda y el Banco de España para aliviar su efecto sobre las entidades. Linde explicó que esta situación, que afecta a la banca como consecuencia de la entrada en vigor de parte de los requisitos que establece Basilea III, se está negociando entre el Ministerio de Hacienda, el Ministerio de Economía y Competitividad, así como las entidades financieras. "Yo tengo esperanza", afirmó Linde en relación a que pueda alcanzarse finalmente un acuerdo que suavice el impacto fiscal sobre las entidades financieras.

Ante la debilidad del escenario macroeconómico, que contribuye al aumento de la morosidad, Linde ha pedido a las entidades que aprovechen  "el margen de que disponen para reforzar sus recursos propios, despejando las dudas que puedan existir sobre su capacidad para cumplir con los nuevos requisitos en los plazos previstos".

Perspectivas macroeconómicas

El gobernador del Banco de España no ha querido hacer un pronóstico concreto  sobre el crecimiento de la economía española en los próximos meses, pero sí ha asegurado que "en los próximos meses pasaremos de crecimiento negativo a positivo". También ha destacado que "los datos objetivos sobre España están ahí, algo que tiene especial valor en el contexto económico europeo, aún débil".

“Pasaremos claramente en los próximos meses de crecimiento negativo a positivo”, ha afirmado, a la vez que ha valorado el “espaldarazo” del Eurogrupo, que ha garantizado que la banca española no requiere de más dinero del rescate bancario, al tiempo que ha confiado en que los criterios de Basilea III no penalicen a las entidades financieras.

Normas