Exportar a 64 países supone el 90% de su facturación

La empresa que tiñe de rojo las latas de Coca Cola

Promindsa vende pigmentos inorgánicos en todo el mundo bajo la marca Micronox

Mineros en el yacimiento de Santa Rosa, Tierga (Zaragoza) Ampliar foto
Mineros en el yacimiento de Santa Rosa, Tierga (Zaragoza)

El rojo de sus pigmentos está por todas partes. Kilómetros de carril bici en Holanda. Ladrillos y tejas en Suramérica y Europa del Este. La calle The Mall de Londres, que crea el efecto de una alfombra roja gigante que conduce al Palacio de Buckingham desde Trafalgar Square. La capa de recubrimiento de la Torre Eiffel. O el color de las latas de Coca Cola.

Desde 1973, Promindsa se dedica a la extracción, transformación, desarrollo y suministro de óxidos de hierro para la industria y es uno de los principales productores mundiales de pigmentos inorgánicos. Controla cinco minas en Aragón, la más importante de ellas, la de Santa Rosa en Tierga (Zaragoza), le da el 75% de la materia prima que utiliza, los hematites. De ahí sale el rojo. De los otros yacimientos extraen limonita y magnetita, las bases para negros y amarillos. Y de su mezcla posterior en el laboratorio salen los 28 productos distintos que comercializan bajo la marca Micronox.

“No somos intensivos en la explotación de las minas”, explica el presidente de Promindsa, Fernando Prada. De la de Tierga, Promindsa saca unas 15.000 toneladas de mineral al año, frente a las 300.000 toneladas que se obtendrían en un yacimiento dedicado a suministrar a altos hornos. “Somos intensivos en I+D. El valor añadido está en el laboratorio y en la fábrica. Esta es la minería que, a mi juicio, se puede generar en Europa en el siglo XXI. Respetuosa con el medioambiente y con poco impacto visual”.

Esto explica que de los 36 trabajadores con los que cuenta la empresa en la actualidad, el 65% sea personal cualificado con titulación superior, tanto ingenieros de minas que optimizan el trabajo en los yacimientos como técnicos que desarrollan y mejoran los pigmentos o el personal de ventas que distribuye sus productos por todo el mundo.

Santa Rosa:una mina centenaria

Las primeras explotaciones mineras en la zona de Tierga se remontan al año 1903. Se trataba de uno de los yacimientos más avanzadas de la época en Aragón ya que contaba, entre otras infraestructuras, con un cable aéreo que transportaba el mineral en un recorrido de más de 27 kilómetros de longitud hasta Calatayud, desde donde era distribuido en ferrocarril a los diferentes centros siderúrgicos.

Hasta 1971 el mineral de hierro de la mina Santa Rosa fue destinado a centros siderúrgicos para la fabricación de acero. En 1973, con la adquisición por parte de Promindsa de los derechos mineros, se decide destinar la producción de hierro a usos industriales distintos a los de la metalurgia. Actualmente, Santa Rosa emplea el método de cámaras y pilares. Este método consiste en extraer el mineral de determinadas zonas dejando siempre una parte del mismo en forma de pilares, que actúan a modo de sostenimiento y que proporcionan estabilidad al conjunto de la explotación.

Santa Rosacumple 100 años este 2013 y Promindsa los celebrará con varios actos conmemorativos, entre ellos un espectáculo del creador de esculturas de arena Fernando Mejías, el 4 de julio en el yacimiento.

Para la empresa aragonesa, que exporta el 90% de su producción, “el mundo es su campo de juego”, afirma Prada. “La exportación es una apuesta decidida y clara desde el comienzo de la empresa”, sostiene, y apuntilla que “si sólo estuviéramos en el mercado español tendríamos un 20% de la facturación actual (5,5 millones)”. Actualmente exportan a 64 países en los cinco continentes y siempre están buscando nuevos mercados. El siguiente objetivo es reforzar su presencia en Estados Unidos y abrirse camino en Canadá. Prodimsa tiene, además, sedes en Lima (Perú), para acercarse a Suramérica, en Atenas (Grecia) como puente a Europa oriental y en Shanghái (China) como puerta al mercado asiático.

 Prada no niega el efecto negativo de la crisis, ya que “todos los clientes han bajado tanto la producción como las ventas, pero lo hemos compensado con nuevos clientes y seguimos creciendo de forma controlada y sostenida”. Así, cuando el equipo que preside tomó las riendas de la empresa en 2005, la empresa facturaba 1,5 millones de euros anuales, y desde entonces ha tenido un crecimiento medio de un 12% que la ha llevado a facturar 5,5 millones en 2012 y a tener una previsión de 6,5 millones para este año.

“Partiendo de los minerales podemos suministrar a mercados y áreas geográficas muy variados.Esa es nuestra fortaleza”, remarca el directivo. Los pigmentos que producen tienen destinos muy diversos, como la producción de pinturas, en la que suministran a empresas como la holandesa Akzonobel; productos para la construcción, como la coloración de asfalto, tejas, ladrillos u hormigón; vidrios o esmaltes. “Continuamente surgen aplicaciones nuevas a petición del cliente”, comenta, que acaban convirtiéndose en un producto a medida para el sector objetivo.

Algunas aplicaciones “curiosas” del pigmento son teñir el agua de los hidroaviones que apagan incendios, para que el piloto sepa por dónde ha pasado ya; o pintar de color rojo los fertilizantes que se comercializan en el mercado chino. “Para ellos es el color de la fertilidad, no pueden venderlo de color blanco como aquí”, detalla. China es el mayor productor de pigmentos inorgánicos del mundo y también el mejor cliente de Promindsa. “El hematites rojo de Tierga destaca por su calidad a escala mundial y eso no se puede imitar”, concluye Prada.

Óxido de hierro del que se extrae el pigmento rojo
Óxido de hierro del que se extrae el pigmento rojo

Normas
Entra en El País para participar